SOMOS INFLUENCIAS Publicado Originalmente en la edición impresa de la revista en Febrero de 2011

Versátil, multifacética, veloz y astuta, la Liebre de Metal marca tendencias en el mundo durante este año que recién comienza. La Tierra acelera su centro y desacelera sus capas exteriores, y la humanidad entera se apresta a vivir un enorme cambio de conciencia.

Por Angeles Lasso.

Lo primero que llama nuestra atención respecto al signo de la Liebre es su enorme versatilidad: nadie tiene la certeza absoluta de su identidad, para muchos es un amable conejito, para otros un gato mimoso, pero para los antiguos sabios chinos era, y sin duda tenían razón, una Liebre veloz y sumamente afortunada.

Su triple personalidad tiene variadas explicaciones. Al salir de China este conocimiento astrológico llegó a países asiáticos en los que tal animalito no existía, y así fue que lo tradujeron como conejo o gato. La verdad es que ni siquiera esta circunstancia explica por completo la multiplicidad de identidades que le caracteriza como signo.

Ciclos circulares

Conscientes de que los ciclos del tiempo son circulares, nos encontramos emulando al año 1951, sesenta años atrás, período histórico caracterizado por la Guerra Fría, así como por la división radical del planeta tras una ciclópea muralla de hierro.

En este nuevo siglo, las cosas no serán tan distintas: nuevamente los muros se alzan entre Oriente y Occidente. El lento desangramiento de Afganistán e Irak dará origen una vez más a reacciones violentas e incluso suicidas.

La paz no es característica de los años de metal; al contrario, son aires bélicos los que soplarán sobre el planeta.

La era del micro chip

Por otra parte, el desarrollo acelerado de las ciencias y la tecnología no cesará de sorprendernos. Nos aproximamos rápidamente a la era del “micro chip”; el papel poco a poco va quedando atrás, los libros habitan sintetizados en infinitas bibliotecas virtuales, el arte de leer se convierte en un tema del pasado.

Todo es resumen, síntesis, minimizando todo lo posible incluso el lenguaje, que se va reduciendo a siglas y contracciones que, poco a poco, aprisionan a las nuevas generaciones en un frío universo informático de pantallas, teclas y sonidos sin alma.

Nos aproximamos peligrosamente al desconocido abismo de un nuevo orden mundial regulado desde las redes sociales.

Aceleración del tiempo

En el plano cósmico, ondas de nuevas frecuencias llegan a nosotros produciendo sensaciones de cambios, nuevos ritmos, percepción de la aceleración del tiempo.

Despertares súbitos entre tres y cinco de la madrugada (las horas del tigre), arritmias, dolores de cabeza y hombros, cambios radicales de paradigmas, de conductas, de manera de relacionarnos, sensaciones de incertidumbre, todo ello motivado por un plan cósmico que sucede cada 26 mil años; la Tierra acelera su centro y desacelera sus capas exteriores.

Lo mismo sucede con los cuerpos físicos, las células aumentan su velocidad; sin embargo, el exterior del cuerpo se vuelve letárgico, lo que produce una intensa necesidad de cambio, tanto de hábitos como de lugares y de actividades.

Aún en estado de desconocimiento, la humanidad entera se apresta a vivir un enorme cambio de conciencia.

Considerando entonces que el tiempo se mueve en forma espiral, que es completamente variable, que se contrae y extiende permanentemente, estaremos preparados para ser parte integrante de la “Escatón” (N. del E.: lo trascendente, lo increado, lo espiritual, o el futuro), dispuestos a vivir una nueva realidad que nos permitirá comprender al fin quiénes somos, a qué vinimos a este plano para, de esa forma, sentar las bases de una sociedad luminosa, que construya su futuro sobre principios reales, con el solo fin de crear una humanidad mucho más evolucionada en la cual todos y cada uno tengan derecho a la felicidad.

Predicciones signo por signo:

RATÓN

Los Ratoncitos este año deben ser sumamente cautos, pues hay peligros ocultos en el camino. Para su supervivencia será esencial que utilicen su astucia y habilidad con el fin de lograr pasar sin daños a lo largo de este año.

Deberán mantener la independencia laboral procurando actuar con claridad y sin dobles intenciones; es tiempo de aprender cosas nuevas e intentar cambios importantes en la vida cotidiana. Encontrarán muchas oportunidades, y la sabiduría estará en saber distinguir entre las verdaderas y las falsas.

Para ellos, este es un año sumamente familiar; los niños, la pareja y el hogar tendrán una importancia central en sus actividades. Hay armonía en su entorno con tendencia a la llegada de nuevos miembros al clan. El Ratón este año establece compromisos duraderos, dejando atrás la vida nocturna y tomando con entusiasmo responsabilidades que, más que pesarle, le ofrecen un nuevo sentido a su vida.

BÚFALO

La paciencia y la resistencia que le caracterizan le salvarán una vez más de tomar decisiones erradas. Es recomendable que se cuide de imitadores solapados que desean aprovecharse de sus talentos; por lo mismo, no le conviene crear sociedades. Tampoco sería adecuado que intente apresurar las cosas, ni menos que firme contratos sin leer la letra pequeña.

Este será un año lleno de sorpresas; todas sus rutinas se vendrán abajo instándole a crear nuevas actividades que, sin duda, redundarán en su beneficio, rompiendo de esa forma la natural tendencia a aferrarse a lo seguro e impulsándolo a lanzarse hacia lo nuevo y desconocido. El mundo parece cambiar de rostro, ofreciéndoles a estos nativos la oportunidad de iniciar una nueva vida alejada del estrés y la violencia.

La fluida energía de la Liebre influye a estos nativos armonizando sus relaciones. Aquellos que logren caminar mano a mano con su pareja, cultivarán mejores ingresos, mientras que los que prefieren encontrar el amor en una vida mística o en la entrega total a un ideal encontrarán este año espacio para ello.

En este periodo, estos nativos están llamados a reunir su rebaño con la finalidad de encontrar para los suyos los mejores y más verdes pastos.

 

TIGRE

Es el tiempo ideal para renovarse completamente, tanto en lo externo como en lo interno. Después de su año cíclico, el Tigre se encuentra preparado para iniciar una nueva experiencia de vida.

La atracción por la belleza y la armonía que genera la Liebre impulsa a estos nativos a preocuparse de su aspecto mucho más de lo habitual.

La vida mejora para ellos en relación a lo social; abundan ofertas, posibilidades y viajes, traslados, mudanzas y todo aquello que produzca cambios estructurales en su vida cotidiana. No habrá tiempo para aburrirse, desde muchos lugares pedirán insistentemente su opinión y participación, incluso es probable que se vea en la necesidad de liderar grupos o asociaciones que desean ser representados y dirigidos por él.

La energía que surge de la familia le alegra e impulsa a la creatividad, realizando y cultivando sus capacidades, prefiriendo al mismo tiempo un estilo de vida comunitaria o tribal junto a sus seres amados.

El amor para estos nativos brillará radiante en su horizonte a lo largo del año.

 

LIEBRE

Al llegar su propio año, los nativos de este signo se encuentran ante un enorme desafío, que consiste en saber aprovechar el momento de gloria puesto que no será eterno. Es hora de planificar sabiamente el futuro y no dedicarse únicamente a disfrutar del presente.

No debe descuidar sus inversiones; hay una tendencia a la inestabilidad económica, lo que podría prevenir permaneciendo alerta a los resultados de sus fuentes de recursos.

Se abren múltiples oportunidades laborales para estos nativos; pueden ir adelante con toda confianza. La suerte les acompañará a lo largo del año, y hay buenas ganancias para aquellos que pertenezcan a sociedades, así como para quienes tengan cargos ejecutivos, se vislumbran ascensos y posibles viajes de estudios o negocios. Todas las actividades que se relacionen con la tierra, como la agricultura, serán sumamente favorables mientras dure la regencia de la Liebre.

DRAGÓN

Se aproxima un tiempo de serenidad para los Dragones. Este periodo no sólo aumentará la familia, sino también el patrimonio; los emprendimientos originales e independientes serán los destinados a triunfar. Hay entusiasmo y cariño en su entorno y, al sentirse apoyado, este nativo genera una enorme creatividad, lo que sabrá aplicar a diversos propósitos. Todo lo relacionado con el arte le favorece. Este es un año refinado y sociable, por lo que estos nativos necesitarán cultivar sus dotes de anfitriones para atender la llegada inesperada de viajeros que aportarán importantes ganancias.

La abundancia golpea a su puerta devolviéndole la alegría y el buen humor; justamente por eso es importante que no cometa excesos vigilando su alimentación y necesario descanso.

Ha llegado el tiempo de consolidar; aquellos que aún están solos encontrarán sorpresivamente el amor que han soñado, mientras que los que se encuentran en pareja sentirán la necesidad de formar familia.

SERPIENTE

Es este un periodo ideal para realizar viajes, traslados y mudanzas, no sólo en el ámbito profesional sino también en el familiar.

Las finanzas se mantienen en equilibrio. Están favorecidas las actividades relacionadas con la belleza, el diseño y la alimentación. El buen gusto y el refinamiento natural de estos nativos les abrirá facilmente las puertas de las más exclusivas cúpulas sociales.

Deben evitar relacionarse con viejos amores, ya que podrían estancar su energía impidiéndoles crecer y evolucionar. Por el contrario, aquellas personas que desinteresadamente les dan la mano con el solo fin de ayudar serán quienes les aporten la fuerza y la alegría que necesitan para reconstituirse.

Este año la Serpiente tiene la oportunidad de rehacer el camino andado con el objetivo de recuperar la ilusión de que en el tiempo indicado encontrará el compañero ideal.

 

CABALLO

Un cierto hastío tiende a apoderarse de estos nativos a lo largo del año. Para recuperar su tradicional entusiasmo deben procurar encontrar una misión, un ideal, un sueño al cual aspirar. La carencia de metas espirituales les produce un enorme vacío existencial sumamente difícil de llenar; sólo el servicio, la docencia o el aspirar a un ideal místico, social o político les ayudará a recuperar su tradicional encanto.

Aun cuando sobren las conquistas, este año el Caballo debería cultivar una relación estable en pos de su felicidad. La energía de la Liebre llama a formar familia, a construir casa y llenarla de flores e hijos.

No es tiempo para aceptar la soledad; deberán definir sus metas y en seguida elegir entre sus múltiples posibilidades la más idónea para alcanzar una relación sólida mientras aprenden a dedicar su gran capacidad de seducción y encanto a lograr una unión feliz y fructífera.

 

CABRA

El año le sonríe a estos nativos; su gran aliado, la Liebre, lleva las riendas del tiempo, lo que abrirá muchas puertas a la dulce Cabra, la que podrá darse el lujo de destinar sus esfuerzos en pos de actividades entretenidas, relacionadas con la belleza y la elegancia.

Existen excelentes posibilidades de iniciar nuevos emprendimientos, utilizando como base todo lo practicado con anterioridad.

Hay muy interesantes ofertas de participación en negocios cercanos al turismo, los viajes y la creación artística. Oportunidades inesperadas que le alegran y sorprenden, dando paso a actividades lucrativas que le resultarán sumamente entretenidas. Sin duda, estos nativos enfrentan un periodo en que se sentirán profundamente satisfechos con las variadas posibilidades que el año les brindará.

MONO

Después de vivir las grandes angustias clásicas de un año opuesto, la retirada del Tigre devuelve el aliento a este alicaído signo.

La Liebre trae el alivio económico así como emocional; el sol vuelve a salir en su oscurecido horizonte. Hay traslados, llegan aliados, el movimiento recupera su energía positiva llenando de esperanzas el alma de estos nativos.

Cambios de casa, de ciudad e incluso de país traen para ellos la renovación necesaria que les lleva directamente a alcanzar los objetivos que se propongan.

La regencia de la Liebre le devolverá todo lo perdido, pero no debe olvidar la importancia de agradecer con humildad lo que reciba, puesto que una actitud soberbia no le traería sino malas consecuencias.

GALLO

Los cambios se suceden a gran velocidad. Estos nativos deben estar preparados para soltar el pasado y disponerse a enfrentar todo tipo de dificultades. Su carácter estoico será puesto a prueba. No hay lugar para debilidades.

La lección del año es también mejorar las relaciones públicas realizando actividades de bien social así como esforzándose en aprender a descubrir el momento en que deberán guardar silencio evitando hacer críticas destructivas, ya que eso podría traerles consecuencias nefastas.

Durante su tiempo de oposición estos nativos deben aprender a pulir su carácter intentando cultivar la paciencia y la comprensión necesarias para establecer compromisos duraderos y lograr una transformación integral de sus vidas.

 

PERRO

Una intensa actividad empresarial mantendrá a estos nativos sumamente ocupados; los negocios comienzan a dar frutos y los proyectos se multiplican. La vida de hogar se volverá cada vez más árida puesto que el éxito profesional tomará todo su tiempo y dedicación.

Aquellos que inician empresas de tipo creativo o de ayuda social se verán sumamente favorecidos. Asimismo, quienes se dediquen a actividades creativas de tipo artístico también se verán beneficiados, puesto que la energía de este año les ofrece a estos nativos la oportunidad de crear una nueva vida.

La regencia de la Liebre les ofrece la oportunidad innegable de alcanzar la felicidad sin mayor esfuerzo; para ello es imprescindible que se esfuerce en dejar de destacar el lado negativo de las situaciones practicando, como si fuese un ejercicio, un positivismo a toda prueba.

Un año feliz en este aspecto, que ofrece enormes perspectivas de crecimiento, consolidación, equilibrio y alegría.

 

JABALÍ

Un encantador periodo se inicia para estos nativos. Tras realizar importantes cambios el año anterior, se encuentran listos y preparados para comenzar un tiempo nuevo en que, sin siquiera proponérselos, verán subir notablemente su economía. A la luz de la abundancia, su humor se vuelve positivo y compasivo mostrándose dispuestos a compartir su bonanza con quienes le rodean.

Las oportunidades en el ámbito de la profesión serán muy bienvenidas, pudiendo disfrutar no sólo de las ganancias sino también de realizar aquellas actividades que prefiere.

La soledad queda atrás, el amor golpeará a su puerta con intención de permanecer. Estos nativos suelen vivir sus relaciones amorosas oscilando entre el cielo y el infierno. Este año tendrán la oportunidad de experimentar encuentros totalmente mágicos que les devolverán la ilusión y las ganas de amar, recuperando de esa forma su naturaleza original.

1 Comentario

Dejar respuesta