SOMOS INFLUENCIAS Publicado Originalmente en la edición impresa de la revista en Febrero 2012

El Dragón Verde del Agua ha sido largamente anunciado, pues se le considera destinado a gobernar un año que aun siendo crítico está llamado a ser un puente entre los viejos y los nuevos tiempos.

Por Ángeles Lasso

El año 2012 ha sido indicado como el último de la “cuenta larga” del calendario maya. Esa connotación ha desatado todo tipo de teorías respecto a lo que nos espera.

Todo fin genera un principio; por lo tanto al completarse este ciclo, una nueva frecuencia de tiempo, un sutil ajuste vibracional cambiará por completo nuestra forma de entender la vida.

Una sensación de urgencia nos presiona impulsándonos a despertar, a tomar consciencia que estamos vivos hoy, mañana no existe… Ese es justamente el núcleo del conflicto existencial que experimentaremos como humanidad a lo largo del reinado del Dragón.

Ángeles Lasso

Un nuevo espectáculo se dibujará en una humanidad harta del materialismo, hambrienta de espiritualidad y que al mismo tiempo se encuentra viviendo un crucial proceso de división energética entre el bien y el mal, que sacará sus máscaras permitiendo que todos sepamos quién es quién, y a que amo deseamos honrar.

El mundo está madurando, la humanidad decidirá qué camino tomar. Habrá uno de destrucción y otro de construcción. Cuando el Dragón esté listo para emprender el vuelo, al término de su reinado, cada uno de nosotros deberá saber cuál será su trinchera. La luz o la oscuridad…, decidámoslo nosotros mismos.

Esta gran transformación comenzó hace un tiempo y aún necesitará mucho más, no es que en un solo año vivamos todo lo que significa un cambio de paradigma.  Entre el año 2008 y el 2020, desde el Ratón de Tierra hasta el Jabalí de Tierra, transcurre un ciclo de doce años. Será durante este periodo cuando la humanidad elabore y adopte un paradigma acorde a la era así como a la realidad física del planeta.

El año del Dragón presenta el punto más álgido del proceso, cuando este magnífico animal agite sus alas invitándonos a volar. No hay nada que temer, solamente dejarse llevar suavemente por las cálidas aguas del año, pues negarnos a ello sería muy difícil.

Durante el reinado del Dragón, el inconsciente colectivo mundial acumulará mucha información nueva. Los desastres naturales así como los cambios climáticos se percibirán en los cuatro puntos del globo, el planeta experimentará cambios tan evidentes que inevitablemente afectarán a la población, que cambiará sus costumbres en relación a la nueva realidad.

El planeta no será más como una manzana partida en muchos trozos. Cada país, cada continente, cada hemisferio, se verá inevitablemente involucrado en el gran amanecer de un nuevo paradigma para nuestra humanidad.

Una nueva consciencia mundial dará sus primeros pasos; valores y ética sorprendentes se toman el poder. La política, la economía y la cultura dan un vuelco fenomenal en sus métodos y expresiones, representando así el sentir de esta nueva humanidad naciente.

Cada signo transita por una diferente “casa del tiempo”; esto les da la clave necesaria para alcanzar sus propósitos, con más o con menos esfuerzo, según sea su naturaleza astrológica. Nadie permanecerá incólume durante este álgido período de nuestra historia contemporánea.

El Dragón Verde y nuestro país

En Chile, la presidencia de Sebastián Piñera, nacido bajo el influjo del Búfalo de Tierra, se ve un tanto deprimida, pues aun cuando logrará mantener una economía ascendente, no conseguirá controlar las múltiples revueltas sociales que le exigirán realizar cambios radicales en la manera de gobernar; incluso se verá impulsado a generar reformas constitucionales trascendentales que podrían ser el inicio de una mejor relación del pueblo con el gobierno.

El fantasma de la dictadura acecha desde el pasado, dividiendo una y otra vez a la población nacional  en dos fracciones irreconciliables, lo que será más álgido que nunca durante el trimestre de marzo a mayo, que se vislumbra especialmente conflictivo en el aspecto político y social. Las reformas no querrán esperar y los representantes de inflexibles liderazgos juveniles llegarán hasta las últimas consecuencias por alcanzar sus demandas.

El sur del país vivirá situaciones críticas durante el invierno, volcanes en erupción contaminarán con sus cenizas grandes extensiones de terreno provocando pérdidas de tierras y animales con las previsibles consecuencias para la población.

Una mujer se convertirá en la más poderosa oponente al gobierno, consiguiendo reunir muchos seguidores. Las coaliciones políticas irán desapareciendo, provocando al mismo tiempo un éxodo de dirigentes de un partido al otro y rehaciendo de esta forma el rostro de la política nacional.

El país se encontrará bastante convulsionado la primera mitad del año, pero en la segunda, por causa de las difíciles condiciones climatológicas, las personas tenderán a unirse y colaborar entre ellas, permitiendo que las políticas sociales se activen especialmente en los ámbitos de salud, educación y vivienda.

Son muchas las profecías y predicciones respecto a lo que nos traerá el Dragón Verde del Agua durante el año 2012. Pero no será igual para todos los signos pues sin duda alguna el primer triángulo de afinidad llamado “los iniciadores”, compuesto por el Ratón, el Dragón y el Mono, se verá especialmente afectado, ya que su natural capacidad para liderar se encontrará más acentuada de lo habitual, motivo que los obligará a tomar importantes responsabilidades.

Los integrantes del segundo triángulo, llamado el de “los realizadores”, Búfalo, Serpiente y Gallo, verán aumentar sus oportunidades, siendo gratamente sorprendidos pues se abrirán ante ellos insospechadas puertas que les impulsarán a cumplir con sueños largamente esperados.

El tercer triángulo, llamado “los renovadores”, es aquel donde militan el Perro, el Tigre y al Caballo. Serán ellos quienes experimenten los más grandes y difíciles cambios, pues sus vidas tomarán rumbos insospechados tanto para bien como para mal, lo que les hará percibir una gran urgencia de transformarlo todo.

Por último, los integrantes del cuarto triángulo, el de “los soñadores”, la Liebre, la Cabra y el Jabalí, deberán sortear grandes dificultades, lo que sin duda lograrán, pero no sin antes vivir experiencias trascendentales que les permitirán entender y vivir la vida de un modo completamente diferente.

Los iniciadores: Ratón, Dragón, Mono.

RATÓN

En el año del Dragón de Agua, el Ratón experimentará grandes logros; su especialidad consiste en ganar fama y fortuna utilizando buenos contactos, tejiendo astutamente redes de apoyo por medio del uso de cadenas de favores.

Intelectual cuando es conveniente, este cuidadoso Ratoncito se destacará por su elocuencia, consiguiendo alcanzar sus metas gracias a su velocidad e intrepidez.

Tomará muy en serio sus propósitos, sacrificando si es necesario cosas que antes consideraba indispensables. Su comportamiento reflexivo impedirá que caiga en trampas, pues sabrá usar su criterio para permanecer incólume ante el peligro.

No estará particularmente interesado en destacarse ni menos en ser observado por los demás, prefiriendo permanecer en el anonimato mientras urde la manera de lograr las mayores ganancias posibles. Su radar interno actuará rápidamente advirtiéndole cuándo aprovechar las oportunidades que se presenten.

A lo largo de este año, el Ratón verá muy desarrollada su percepción extra sensorial, lo que será de gran utilidad para detectar quiénes son sus aliados y con quién puede contar. Eso sí que debería evitar prejuzgar a los demás, pues de esa manera fácilmente podría cometer injusticias con aquellos que más le estiman.

Permanecerán atentos a los errores ajenos, lo que podría significar complicaciones en sus relaciones amorosas puesto que la capacidad de reconocer y hacerse cargo de sus propias equivocaciones no será precisamente en lo que más se destaque. Deberán por lo tanto evitar su tradicional materialismo así como la posesividad que les caracteriza o todo lo que han logrado podría volverse en su contra. Si, en cambio, deciden disfrutar de un año que abiertamente les favorecerá, disfrutarán de grandes placeres, decidiéndose al fin a tomar en serio sus compromisos emocionales, pudiendo incluso casarse o bien recibir nuevos retoños en la familia.

Durante la regencia del Dragón de Agua, las ratitas se encuentran ante una enorme oportunidad de aprovechar este gran apoyo para iniciar negocios, comprar propiedades o asentarse en todas aquellas cosas que hace mucho tiempo han estado intentando.

DRAGÓN

Este erudito y sentimental Dragón será el rey de reyes a lo largo de su año cíclico, pues su elemento domina los tiempos permitiéndole dejar fluir las emociones con serena pero determinada seguridad.

Su naturaleza le lleva a menudo a dudar de sí mismo y de sus evidentes talentos, creyendo al parecer que así será más respetable y temido por sus pares.

Sin embargo, será justamente en este periodo cuando sus elaboradas máscaras caerán obligándole a mostrarse tal cual es, sin adornos ni afeites, enterándose de quiénes son sus verdaderos aliados. En esta nueva realidad, el Dragón sostendrá firmemente el timón de los tiempos, guiando a sus hermanos por los laberintos del éxito y el poder.

El dilema que enfrentará este año se relaciona con la gran cantidad de talentos que posee, pues le costará decidir cuál es el principal, pudiendo desperdiciar mucho tiempo intentando hacer demasiadas cosas a la vez, situación que le llevaría a no conseguir resultados concretos en ninguno de sus emprendimientos; por eso el principal consejo para estos magníficos Dragones será que hagan lo que deseen, pero una cosa a la vez, solo así lograrán resultados duraderos.

Este año, más que nunca, tendrá la oportunidad de realizar un objetivo claro, sin desviarse, concentrando todo su poder en alcanzar una meta especifica. Así, este Dragón afirmará su destino, encontrándose en óptimas condiciones para demostrarle al mundo su genialidad.

Con sus ideas innovadoras, sabrán unir lo novedoso con lo tradicional y establecido, utilizando métodos sorprendentes que destacarán su gran ingenio. Con organización y disciplina, aprovecharán en toda su magnitud las opciones que les ofrezca su año cíclico.

La delicada sensibilidad que les caracteriza permitirá que en este periodo capten energías y vibraciones sutiles que si sabe canalizar podrían serle de gran utilidad. Su visión, que parece atravesar como rayos X, llega fácilmente al interior de los demás. Grandes emociones aguardan a los destacados Dragones, que con estilo sin igual lograrán navegar en las aguas del inconsciente colectivo develando todo aquello que pretenda ocultarse de su inquisitiva mirada.

MONO

Este año, lo más importante para el Mono, pasional e impulsivo, será que conserve la paciencia. El suave fluir de un riachuelo sería su mejor música, pues necesitará más que nunca detenerse a escuchar.

Su mente ágil responde a cada estímulo con tal velocidad que no le queda tiempo para enterarse de lo que sucede con las personas a su alrededor. Su tendencia a ser el sostén de la familia lo tiene al borde del colapso, aunque no lo admita. El agua lo refrescará, permitiendo que la corriente lo lleve sin procurar tomar el mando.

Una enorme sensación de alivio lo embargará cuando el Dragón tome las riendas. El peso que sostenía pasará a otras manos sin darse cuenta; su fuego interior se vuelve color violeta dándole una nueva visión espiritual. Estas experiencias místicas le harán involucrarse en investigaciones filosóficas dejando atrás sus apegos, pues la influencia del Dragón le permitirá entender la vida y sus circunstancias de una nueva manera.

Siendo ambicioso y en ocasiones sediento de poder, será sorprendente para quienes le rodean observar su transformación. Aun así, su naturaleza orgullosa y arrasante se asomará una que otra vez, especialmente en las relaciones familiares.

Durante este año sus prioridades cambiarán, fuego y agua se transforman uno al otro generando vapor, lo que provocará un gran cambio en su personalidad.

Perseguirá objetivos filosóficos abandonando la competitividad que ya no le aporta placer. Este proceso, que culminará este año, comenzó tiempo atrás, cuando su oposición con el Tigre de Metal le llevó a percibir una distinta forma de entender la vida.

Estos nativos se sumergen en profundidades insospechadas; su apariencia frívola engaña a quienes no logran ver su alma torturada por mil interrogantes existenciales. Por lo mismo, no les es fácil convivir con otros. Son críticos e intolerantes pero esta es solo una manera inconsciente de expulsar a los demás para permanecer en su cómoda soledad.

El año del Dragón de Agua será muy determinante para su futuro, pues encontrará la punta del hilo de la madeja que le ayudará a salir del laberinto de sus propios temores, que ya no tendrán el menor sentido ante su nueva forma de ver la vida.

Los realizadores: Búfalo, Serpiente, Gallo.

BÚFALO

El Búfalo posee un especial carisma que lo convierte fácilmente en el centro de la actividad social. Sin embargo, este año el Dragón tenderá a romper todas sus reglas, hasta exasperarlo. Deberá entonces renovar sus viejas rutinas poniéndose a tono con los tiempos.

Este año pleno de desafíos le obligará a descubrir nuevas vías de desarrollo logrando, aunque con mucho esfuerzo, iniciar un periodo de éxitos laborales que no serán gratuitos, pues se sentirá presionado y apresurado, pero conseguirá dar lo mejor de sí mismo.

No es una persona promedio; el Búfalo es dueño de un carácter explosivo e impositivo, pero su lealtad a la causa que ha elegido es a prueba de todo.

La primera mitad del año estará sumamente activo, cosechando aquello por lo que tanto se ha esforzado; la segunda mitad será más peligrosa pues correrá el riesgo de tirar por la borda todos sus proyectos, cansado de múltiples pequeñas adversidades. Pero si logra pasar esa etapa, vera brillar una vez más su radiante estrella permitiéndole involucrarse en una actividad largamente soñada.

Evitar estados de inercia o decepción será un ejercicio trascendental para el Búfalo, pues su ánimo se encontrará mucho más cambiante de lo normal, pudiendo sentirse de pronto profundamente frustrado para luego, en un dos por tres, recuperar todo su entusiasmo.

Equilibrio, parsimonia, serenidad para hacer todo lo que se propone serán los ingredientes indispensables para lograr el apoyo de su entorno y, por ende, la admiración y respeto de sus seres amados.

Su lado artístico es la gracia salvadora, lo que sumado a una gran imaginación y a su capacidad laboral, le dará la posibilidad de que este año su trabajo creativo sea reconocido. Le ayudará mucho hacer caso de su gran intuición, pues si a esto unimos su perseverancia, podría encontrarse ante un gran reconocimiento público e incluso en condiciones de construir prósperas empresas que bajo su estricta vigilancia podrían aspirar tranquilamente a alcanzar grandes logros.

En la salud, el Búfalo debe cuidarse de su tendencia a la rigidez y a la ira. Este año le entregará grandes oportunidades que le harán deponer su inflexibilidad.

SERPIENTE

Estos sensuales personajes se sentirán muy entusiasmados bajo el reinado del Dragón de Agua, pues su elemento fijo se verá fertilizado. Esto aumentará su creatividad y su encanto, lo que les mantendrá sumamente activos a lo largo del año. Destacan con facilidad por sus variados talentos, son personas que saben de todo un poco, lo que no saben lo improvisan y el resto lo inventan, pero jamás dejan una respuesta a medias.

La Serpiente se caracteriza por su independencia y autosuficiencia, enfocando su vida a alcanzar logros que, más que hacerlos ricos, los haga felices. Suelen escapar de todo tipo de conflictos prefiriendo resbalar suavemente hacia otras condiciones más benéficas.

Este año del Dragón será un periodo muy favorable para ellos; sus emprendimientos darán abundantes frutos, permitiéndoles proyectar sus sueños a metas mucho más elevadas.

Son personajes estables, cercanos a la familia; no les agrada la soledad ni desean compartir sus beneficios con una pareja. Este año preferirá canalizar toda su fertilidad a propósitos profesionales, pues suelen dejar para una edad avanzada los compromisos amorosos serios.

La Serpiente no tiene ningún apuro en crecer, prefiere permanecer cerca de sus padres y lo piensa muchísimo antes de tener hijos, lo que podría suceder intempestivamente durante este año si se deja llevar por actitudes irreflexivas, ya que su elemento, la Tierra, se encuentra en óptimas condiciones para dar frutos.

No es raro que abarque varias actividades al mismo tiempo, ya que su energía estará inagotable casi sin permitirle relajarse o detenerse. El Dragón de Agua es para él un gran aliado y le ofrecerá variadas posibilidades, permitiendo que él mismo determine la dirección a seguir.

Formará excelentes asociaciones con sus pares, organizando distintas actividades con el fin de procurar el bien general.

Es este un tiempo de gran crecimiento para estos eficientes personajes que se aprestan a ingresar a un periodo astral sumamente afortunado. Como consejo hay que recordarles que no corran riesgos innecesarios, que mantengan su atención alerta y se acostumbren a escuchar sus intuiciones. Este año podrán sentar las bases para un futuro exitoso.

GALLO

Exaltado como nadie, ama la acción, detesta la monotonía, no le teme a ningún desafío. Es feliz cuando nota la importancia que tiene para los demás y adora ser protagonista.

Su legendaria resistencia, su brillantez y su capacidad de hacer trabajar a los demás en su beneficio estarán muy amplificadas durante este año.

Dueño de la verdad, no baja sus banderas de lucha. El riesgo de continuar así no es menor, pues lleva demasiado tiempo abusando de la paciencia de quienes lo aman, y podría sufrir ante el abandono de quienes han sido sus incondicionales.

Este año, regido por el agua, se encontrará en conflicto con el regente; por eso, todo lo que solía serle sencillo de pronto se volverá complicado y conflictivo.

El Dragón lo pondrá en jaque, obligándole a bajar un poco su actitud soberbia para salvar lo que quede de sus relaciones afectivas, pero si no cambia de actitud, verá que quienes le prometían lealtad lo abandonan. Si, en cambio, utiliza la gran oportunidad de recuperar su antiguo comportamiento alegre, honesto y veraz, nuevamente conquistará corazones. Su esencia positiva puede salir a la luz, recuperando afectos perdidos y provocando un positivo cambio en su carácter que celebrarán quienes le aman.

El año está repleto de sorpresas para descubrir. En el ámbito profesional se vislumbran para él cambios importantes, la mayoría bastante favorables puesto que lo que estuvo estancado el año anterior por fin se destraba, permitiéndole realizar un ascenso vertiginoso.

Su personalidad impulsiva e impetuosa es excelente para dirigir una empresa, pero su vida conyugal, en cambio, suele estar llena de fricciones que, de no hacer algo por remediarlo, podría explotar y volverse insoportable.

La advertencia será que calme su agresividad, aumente su tolerancia e intente comprender a su adversario; así saldría del círculo vicioso de ir de pelea en pelea.

No le bastará con el éxito ni con el dinero para ser feliz, también le harán falta grandes dosis de afecto y contención. Las pasiones encienden al Gallo de manera exagerada convirtiéndolo en una persona difícil y atormentada que puede destruir sus mejores relaciones debido a su inflexibilidad.

 

Los renovadores: Tigre, Caballo, Perro.

TIGRE

Este poderoso personaje posee un mágico carisma que le permite alcanzar sus fines con facilidad. Pero este año deberá ser más cauto que lo habitual; la regencia del Dragón puede ponerlo contra la pared, obligándolo a responsabilizarse de sus promesas. Hechos y no palabras es la consigna con el rudo Tigre.

Su gran encanto e impulsividad le proporcionarán muchos seguidores; aquellos que están involucrados en ámbitos políticos, del espectáculo o el deporte incrementarán sus ganancias.

Su desmesurado amor por la aventura se satisfará este año, pues abundarán las invitaciones a participar de osados proyectos. La rutina le quita brillo, por eso no es extraño verlo corriendo grandes riesgos solo por el placer de derrochar adrenalina. El Dragón de Agua calma en parte sus ímpetus; sin embargo, nada lo detendrá si se presenta la oportunidad de viajar a exóticos países o apostar todo a un proyecto inseguro. La necesidad de experimentar emociones fuertes dominará su ánimo.

El felino no reacciona bien ante el agua, pues el exceso de emociones y sentimientos agobia a este guerrero carente de la capacidad de hacerse cargo de situaciones sentimentales conflictivas, ante las cuales preferirá tomar la mayor distancia posible.

En el aspecto profesional, sin embargo, su enorme creatividad y capacidad de adaptación le permitirán logros largamente procurados y realizar sueños que daba por perdidos.

Su mayor riesgo será dejarse llevar por excesos, la salud podría pasarle la cuenta, ya que el Dragón suele llevarlo hasta el borde del abismo para poner a prueba su valor. No parece temerle a nada; sin embargo perder su libre albedrío sería lo peor para el Tigre, que ama su libertad por sobre todo y defenderá su peculiar modo de vida.

Si utiliza su gran carisma para hacer el bien, el Dragón lo recompensará ofreciéndole la oportunidad de crear nuevas empresas y gozar de una alegre abundancia.

Evitar conductas autodestructivas, equilibrar sus múltiples actividades creando nuevas rutinas será lo más adecuado, sin olvidar que deben trabajar su fuerza de voluntad ya que este año no tienen permiso para ser el alma de la fiesta.

CABALLO

Hábil, enérgico y combativo, el Caballo no se detiene jamás en la lucha por destacarse en la profesión que desee abrazar. Este nativo es un intelectual, prefiriendo solucionar sus conflictos de manera más racional que sentimental; pero este año regido por el Dragón de Agua correrá el riesgo de perder su tradicional compostura, involucrándose en tumultuosas situaciones de corte emocional.

Celoso y posesivo, se encontrará más de una vez enfrentando situaciones de pareja que le harán desconfiar hasta de su sombra.

En general, a estos nativos les desagrada mostrar sus sentimientos, aparentando una frialdad que están lejos de sentir puesto que como amante, el Caballo es sumamente apasionado, lo que este año se encontrará aumentado pues el agua de este Dragón lo mantendrá con las emociones a flor de piel.

Naturalmente gregario, tenderá a formar parte de una comunidad, familia, credo e incluso de un partido político, pues su necesidad de ser parte de un grupo surge esencialmente del rechazo a la soledad que le perseguirá más que nunca.

En el fondo de su alma es un ser amable y caritativo, y podría sentirse atraído por actividades de ayuda social, pues constantemente necesita encontrar un sentido  trascendente a la vida. Por eso podría sentirse realizado ante la oportunidad de ayudar a los desamparados.

Idealista y soñador, galopará a lo largo del año con “el corazón en bandolera”, empeñándose en alcanzar metas trascendentes útiles para muchas personas, pues su espíritu de servicio se encontrará dispuesto a darlo todo por lo que cree justo y correcto.

La búsqueda de respuestas espirituales a sus inquietudes existenciales le llevará a recorrer diversos caminos religiosos o filosóficos, pues no está dispuesto a conformarse con una vida apacible y rutinaria.

El Caballo tiene demasiado potencial para resignarse a una vida sin horizontes, detesta el encierro y, cuando se siente confinado, encuentra la forma de romper sus limitaciones, especialmente si le han sido impuestas por terceros, con gran determinación y claridad.

Este año, el Caballo no querrá permanecer en una situación estancada, pues está en tiempo de elegir la forma de vida que realmente le haga feliz.

PERRO

Muchos literatos, actores y músicos nacen bajo el influjo del Perro. Su talento natural les permite analizar información para convertirla en creaciones que fácilmente denotarán rasgos de genialidad.

No son fáciles de conocer; aparentan ser extraños y distantes y gruñen amenazantes a quien pretenda invadirlos. Pero bajo el influjo del Dragón de Agua suavizarán sus conductas, haciéndose cargo de sus propios sentimientos y de los de quienes lo rodean. No podrán evitar que sus emociones fluyan revelando sus verdaderos sentimientos y permitiendo que sus relaciones familiares mejoren notablemente.

Receloso y desconfiado, no se entrega a nadie con facilidad; sin embargo, este año le impulsará a tomar más riesgos de lo habitual.

El Perro vivirá un periodo de grandes transformaciones accediendo a nuevos conocimientos que le permitirán ascender en su profesión, pero bajo la condición de flexibilizarse, escuchando a aquellos que le demuestran lealtad y amor.

El aspecto emocional es el que se encontrará más álgido, permitiéndole mejorar situaciones estancadas y expresar sus sentimientos con mayor facilidad.

Como amigo puede ser más afable y cariñoso que con la pareja, y espera lo mejor de quien ama; se decepciona al descubrir que no existe la perfección y que el objeto de su amor es un ser de carne y hueso con debilidades y necesidades, pudiendo al fin entregar su afecto aunque esté lejos de lo ideal.

La oportunidad de mejorar sus relaciones amorosas y familiares le aportará alegría y satisfacción profundas que podrán proyectarse como compartida y serena felicidad.

El Agua que fluye del regente aumenta su fertilidad, tanto en el aspecto creativo como en la posibilidad de aumentar la familia.

Su intolerancia a la frustración le impulsa a comportamientos agresivos que pueden traerle malas consecuencias; controle su carácter permaneciendo atento a lo que sucede con los sentimientos de quienes le rodean.

En lo profesional está a punto de lograr importantes ascensos. Controlar la alimentación, el ejercicio, la cercanía a la naturaleza y al aire libre es la mejor forma de proteger su cuerpo, su alma y su estado anímico para conservar una excelente salud.

Los soñadores: Liebre, Cabra, Jabalí.

LIEBRE

Este cálido personaje tiene un gusto exquisito que le impulsa a vivir cercano al lujo o buscarlo. Goza de un buen corazón.

Estará expuesto a sufrir intensas emociones y algunas decepciones. El exceso de sentimientos lo debilita, pudiendo afectar su salud o hacerlo caer en estados depresivos. Su sensibilidad requiere de mucho equilibrio y el verse expuesto a tensiones podría debilitar su sistema nervioso.

Recién terminado su año cíclico, la Liebre está algo estresada; debería planificar unas largas y cálidas vacaciones. La economía seguramente se lo permitirá porque suele ser muy ahorrativa.

Los solteros podrían seguir así por poco tiempo, se vislumbran campanas de boda. La energía reinante le impulsa a consolidar relaciones, negocios y empresas; el agua que corre limpia lo viejo y permite que lo real permanezca. El Dragón detesta la falsedad y lo obliga a sacarse todas las máscaras.

La Liebre posee un gran encanto y suele gozar de numerosas relaciones sociales. Amigo colaborador y generoso, cultiva excelentes contactos con personas poderosas que no dudarán en ayudarlo si lo solicita.

Su punto débil será la digestión. Proclive a la tensión emocional, reacciona como un barómetro al mal tiempo; cualquier perturbación en la armonía de su entorno puede determinar malestares estomacales. Podrá realizar tratamientos naturales para controlar estas afecciones.

En el ambiente laboral, será un año de estrellato; tomará buenas decisiones puesto que es un gran estratega y un agudo maquinador de ardides. Este puede convertirse en un periodo muy lucrativo para la Liebre, y si aprovecha el golpe de suerte sin derrochar lo ganado, podría estar ante el inicio de una secuencia de aciertos.

Como el elemento Agua rige las emociones, estarán mucho más vulnerables; el exceso de sentimientos los confunde con facilidad. La Liebre es también un poco Conejo y un poco Gato; con sus tres caras deberá mantener la compostura usando la sensibilidad del Conejo o la astucia del Gato. Si las cosas se complican, le queda la velocidad de la Liebre. Si saben aprovechar los favores del Dragón, jamás se arrepentirán.

CABRA

La influencia del Agua determina para estos nativos una gran oportunidad de establecer cambios drásticos en sus conductas.

El carácter tradicionalmente caprichoso de la Cabra tenderá a bajar, pues el Dragón no está dispuesto a soportar sus berrinches. El mayor peligro es que reciba un exceso de emoción. Pero la sensible Cabra posee muchas armas para conducir las circunstancias a su favor, y en este momento se verá forzada a transformar su habitual manera de vivir.

Sus cambios de humor serán más intensos que lo normal, lo que podría estar relacionado con su sistema hormonal. La Cabra nace con severas fluctuaciones de energía que le pueden significar desequilibrios físicos y manifestaciones nerviosas, o directamente una actitud eternamente inquieta, que les lleva de un extremo a otro en sus estados anímicos confundiendo a quienes le rodean.

Una alimentación adecuada y mantenerse en espacios amplios cerca de la naturaleza le ayudarán a conservar la armonía.

El Dragón de Agua revolucionará su tranquila rutina, envolviéndola en situaciones complejas que necesitarán mucha reflexión y paciencia.

La salud de este nativo se afectará si no logra ordenar sus emociones. El exceso de agua lo perjudica, pues un torbellino de sentimientos encontrados podría llevarlo a caer en depresiones o afectar órganos relacionados con este elemento, como los riñones, la vejiga y el sistema urinario.

La tarea principal de la Cabra será permanecer tranquila, no perder la calma e ir introduciendo poco a poco cambios en su cotidianeidad para construir una vida más alegre y satisfactoria.

Permitir la llegada de los cambios será la mejor forma para abordar exitosamente el año del Dragón de Agua, entregándose al fluir con el fin de encontrar la satisfacción necesaria para sus emociones.

Será un tiempo en que podrá practicar su inagotable ingenio. Durante esta regencia, esta Cabrita sentirá que la vida la invita a disfrutar de placeres hasta ahora desconocidos.

Se trata de un año mitológico para este nativo, que se encontrará la mayor parte del año en una realidad propia, siguiendo tenazmente sus propósitos sin tomar mucho en cuenta la realidad de quienes la rodean.

JABALÍ

Seguro de lo que sabe, este ferviente idealista suele creer firmemente en un futuro mejor y no duda en trabajar por ello. Su radiante optimismo le permite soñar que algún día alcanzará a ver la caída de los tiranos y la suficiente evolución política y moral que establezca una verdadera hermandad entre los humanos.

Su personalidad carismática puede impulsarlo a tomar directo partido en estas luchas, pero será el Dragón de Agua quien apague violentamente esas ilusiones.

La regencia del Agua logra apagar su ímpetu natural, llevándolo a elaborar una nueva forma de encarar la vida. Necesitará flexibilizar sus puntos de vista; la intransigencia que le caracteriza sufrirá un notable quiebre, y las circunstancias le demostrarán que nada de lo que afirma es absoluto, que todo es relativo y que nadie es dueño de la verdad.

Si ha abrazado una causa -filosófica, mística, social o política-, este año no sentirá la misma pasión ni entusiasmo que solía tener. Una nueva energía que le aleja de sus actividades normales, así como de sus constantes enfrentamientos, le llenará lentamente de una nueva serenidad. El Jabalí dejará atrás muchos de sus prejuicios y temores sintiendo como fluyen sus emociones sin poder hacer nada por detenerlas.

El Dragón de Agua colaborará con este nativo llevándolo casi sin darse cuenta de ser una persona irritable y dogmática a otra receptiva y visionaria. Esta transformación permitirá que personas que antes le temían o despreciaban se acerquen respetuosamente, pues su nueva manera de ser resultará atractiva y agradable a los demás. Su habitual soledad quedará en el pasado pues el amor golpeará a su puerta.

La propuesta es recuperar sus sueños, perdonar a quienes lo hirieron y deponer actitudes vengativas, para dedicar tiempo y energía en ser feliz, sereno y seguro de haber elegido el verdadero camino a la felicidad. Con humildad y generosidad, permitiendo que su gran corazón sea reconocido por los demás, el Jabalí experimentará un cambio esencial, pues este tránsito no habrá pasado en vano y será el que por fin transformará sus condiciones de vida exigiéndole antes que nada soltar el timón y dejarse llevar.

NO HAY COMENTARIOS

Responder al comentario