SOMOS SALUD MENTE-CUERPO Publicado Originalmente en la edición impresa de la revista en Diciembre 2010

Los remedios de Bach pueden otorgar a los escolares el humor y el coraje necesario para sanar las heridas de la crianza y la educación

Por Carolina Cavallone *

Las esencias florales de Bach pueden resultar de gran ayuda cuando de problemas emocionales se trata. Los niños de hoy, expuestos a un sinnúmero de exigencias sociales, académicas y personales suelen sufrir trastornos emocionales y del ánimo debido a la sensibilidad propia de los diversos procesos del desarrollo. Ante esta situación, las esencias florales pueden ser un medio seguro y natural al tratar las emociones en desequilibrio.

Creador de la terapia floral

El médico Edward Bach nació en 1886 en Monseley, Inglaterra. Luego de desarrollarse durante años como médico y bacteriólogo, abandonó la práctica de la medicina oficial, descontento con la metodología de diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que esta disciplina ofrecía. De esta manera, se acercó a la homeopatía, intentando encontrar respuestas a sus cuestionamientos, las que finalmente descubrió en las flores. Comenzó su investigación y trabajo durante 1920, y siguió en ese camino hasta su muerte, en 1936.

El Dr. Edward Bach, médico y homeópata, abandonó ambas disciplinas para embarcarse en una profunda búsqueda acerca del origen de los trastornos y enfermedades, que a su parecer descansaría en un conflicto entre el alma (que simboliza la esencia y la naturaleza de aquello que el ser humano es; y que es inmortal e invencible y representa una chispa divina) y la personalidad (que, a su vez, representa lo inmanente, lo mortal, otorgando el sostén material que permite transitar por esta vida).

Florecer gota a gota

Cuando ambas instancias se encuentran en armonía, reinan la paz, la tranquilidad, el despliegue de las potencialidades y, por ende, la salud. Por el contrario, cuando el desequilibrio entre ambas instancias se apodera de la persona, la existencia se tiñe de incertidumbre, miedo, dolor, entre otras emociones negativas, replegando la posibilidad de expandirse y asentando de este modo la enfermedad.

Los trastornos del ánimo en niños y adolescentes se presentan en un alto porcentaje, e interfieren en su normal desarrollo. Ello puede provocar un menoscabo en el área social, personal y/o académica, el que se puede consolidar si no es tratado de una manera integrativa, dando paso a los cimientos de futuros trastornos en la edad adulta.

Esencias y preparados

El doctor Bach descubre en Gales las 38 esencias florales que conforman su sistema. Las flores utilizadas por Bach son absolutamente silvestres. Se preparan a través de dos métodos: el solar y el de ebullición, los que permiten la posterior extracción de la tintura madre u original de cada una de las esencias para luego crear los “preparados” según la necesidad de cada persona.

Emociones tan cotidianas durante la niñez como la timidez, el miedo a hablar delante del curso, la ansiedad, el exceso de entusiasmo pueden ser efectivamente tratadas por las flores de Bach, aliviando las emociones en una primera instancia, para luego dar paso a un entendimiento más profundo del sentir. Los niños están menos estructurados que los adultos, sus defensas se están construyendo, razón por la cual les resulta infinitamente más sencillo abrirse a una posibilidad de mejoría sin cuestionar antes de experimentar.

A través de la ingesta de esencias florales, el niño puede comenzar a relacionarse, desde otra perspectiva, con una nueva manera de enfrentarse a los mismos estímulos que le provocaban emociones negativas, como el antes señalado miedo a enfrentarse a la clase o la timidez. Con las flores se experimenta una sensación interna de coraje, se moviliza la seguridad y el humor de llevar una situación conflictiva sin vergüenza, desde el interior, desde la esencia.

Inundar los demonios

Grupos florales

El sistema floral de Bach se divide en siete grupos. Para los que sienten: temor, incertidumbre, insuficiente interés en las presentes circunstancias, soledad, hipersensibilidad a ideas e influencias ajenas, desaliento y desesperación, y excesiva preocupación por el bienestar de los demás. Cada una de las 38 emociones que conforman estos siete grupos debe ser tratada según el modo en que cada persona las experimenta y significa, como también en relación a su carácter.

Pero, ¿cómo es esto posible? Debido a la movilización que las flores de Bach producen en el organismo; las flores de Bach actúan mediante patrones vibracionales. Para el Dr. Bach, cada emoción tiene un patrón vibracional definido, y cada una de las esencias florales posee una vibración muy similar a la de cada una de estas emociones en cuestión. Las vibraciones producidas por las flores equilibran aquellas emociones que han perdido su armonía, las que se encuentran afectando la personalidad con el consiguiente riesgo de generar un trastorno o enfermedad.

En el cuerpo, las esencias florales no tienen una acción química sino física, la cual lo inunda sutilmente con una vibración tal que equilibra la emoción en desarmonía que genera problemática y posibles futuros trastornos en el niño. Entonces, resulta importante preguntarse no solo por la forma del sufrimiento (bajo rendimiento académico, ansiedad, etc.) sino por el fondo, es decir, ¿cómo sufre este niño? ¿Sufre por lo que le sucede o aquello que le está sucediendo le hace sufrir?

Curar personas, no síntomas

Se dice que las esencias florales no son para curar “algo”, sino para curar la emoción a la base de un sufrimiento y el modo en que éste se conforma. Por tanto, se debe contemplar que cada persona es un universo y que toda aproximación es particular. Si nos enfocamos en el caso del miedo (expresado en timidez, por ejemplo), éste puede presentarse hacia una situación, persona u otro elemento y descansar ahí. Pero también puede relacionarse con inseguridad, falta de autoestima, rigidez de pensamiento y detonar, de este modo, el miedo desde distintos ángulos, afectando diversas áreas.

En casos clínicos he podido observar que los niños que, por diferentes motivos, comienzan una terapia floral siempre coinciden rápidamente en una incipiente sensación de bienestar, de comodidad consigo mismos y un tierno despertar hacia la aceptación activa de quiénes son, con una dulce seguridad que dentro de ellos descansa lo que hoy necesitan, que son ellos mismos quienes pueden cambiar y decidir cómo enfrentar lo que les sucede, pero, por sobre todo, la satisfacción de experimentar que a través de las “gotitas” se sienten bien consigo mismos. Las situaciones cambian de color: lo que antes les atemorizaba es cada vez más accesible, porque sienten el empoderamiento de reconectarse consigo mismos, y como no lo cuestionan desde la teoría sino lo viven desde la experiencia, desde el día a día, desde la sonrisa se abrazan a ella y siguen el curso natural de la conexión.

Una gran gama emociones puede generar trastornos del ánimo y ansiedad en los niños. Si bien muchos necesitan ayuda médica y/o farmacológica, las flores de Bach no buscan competir con la medicina oficial para probar cuál es la última y absoluta respuesta, sino que buscan acompañar a quien quiera caminar hacia la sanación desde el interior hacia el exterior, desde el corazón hacia el cuerpo, atendiendo para comprender que aquello que sucede dentro de cada uno de nosotros se manifiesta fuera para que podamos observarlo, para luego reconocer su origen y viajar hacia ese punto reconciliándonos con el ser complejo y profundo que somos.

¡Qué más sano que niños autoobservadores y poseedores de herramientas y medios necesarios para combatir los propios demonios, los que la sociedad y la coexistencia nos van creando! Las flores descansan tranquilas esperando a quien quiera crecer con ellas, para florecer con quienes estemos dispuestos a viajar hacia adentro, profunda y sutilmente hacia nosotros mismos.

* Carolina Cavallone es psicóloga transpersonal y terapeuta floral, carolinacavallone@gmail.com

 

 

 

.

1 COMENTARIO

  1. SE OFRECE TERAPIA FLORAL
    PARA NIÑOS(AS) ADOLESCENTES O ADULTOS QUE NECESITEN TRABAJAR LOS BLOQUEOS TRAUMAS O EMOCIONES NEGATIVAS, YA SEA EN PROBLEMAS FAMILIARES , LABORALES O ENFERMEDADES, TAMBIÉN DIFICULTADES DEL APRENDIZAJE, REFORZAMIENTO ESCOLAR, PROBLEMAS DE CONCENTRACIÓN, ANGUSTIAS, PESADILLAS ETC. O COMO APOYO EN UN TRATAMIENTO MÉDICO. PUEDO COMPLEMENTAR EL TRATAMIENTO CON OTRAS HERRAMIENTAS PARA ENTENDER LA RAZÓN DE ALGUNOS PROBLEMAS QUE SE REPITEN (NO TIENE FIN ADIVINATORIO)
    LA CONSULTA EN MI DOMICILIO 6.500 PESOS INCLUYE EL PREPARADO ya sean gotas, cremas etc.
    LA CONSULTA A DOMICILIO TIENE UN RECARGO DEPENDIENDO DEL SECTOR ENTRE 1000 Y 3500 PESOS.
    TAMBIÉN OFREZCO MASAJE CRANEAL CON ACEITES Y ESENCIAS FLORALES y vendo productos Swiss Just
    La consulta puede ser a distancia, el preparado se despacha a domicilio.
    FONO 67 446 504
    CIUDAD SATÉLITE DE MAIPÚ

Responder al comentario