SOMOS ENCUENTROS Publicado Originalmente en la edición impresa de la revista en Diciembre de 2010

Oyún, chamán siberiano de Altay: “La Tierra nos está hablando…”

En el vértice en el que confluyen las fronteras entre Rusia, China, Tíbet, Mongolia y Kazajastán está la sede internacional de Altay, Escuela Internacional para el Desarrollo del Ser Humano, organización que promueve la presencia del chamán que aquí conocemos.

Por Ximena González Bosque

Vino desde Asia. Aunque desde pequeño sintió la conexión con los espíritus, no fue sino hasta los 27 años que encontró a su maestro y comenzó su rigurosa formación chamánica, la que hoy prodiga más allá de su región de origen, siguiendo el camino evolutivo de su tradición, que cada día abre más sus comunidades al mundo.

Las montañas andinas son sagradas, y los movimientos telúricos son anuncios de potentes cambios sociales

Es Oyún. Su presencia transmite paz. Hasta una neófita como yo, ignorante del mundo de los chamanes, se siente feliz de estar entre quienes se reúnen en un amplio salón para escuchar sus palabras. Y, entonces, ocurre el primer acontecimiento: él no habla español y el auditorio no habla su lengua asiática; decide entonces comunicarse en portugués y, como si hubiera convocado a un traductor invisible, las cuarenta personas que se han juntado a escucharlo permanecen atentas a su mensaje. Se entiende todo. El ambiente va floreciendo. El público hace preguntas y Oyún responde. Todos terminan participando en un sencillo ritual de amor y amistad al ritmo del tambor chamánico. Sin duda, es la comunión de voluntades y las fuerzas invocadas por este chamán siberiano lo que permite una comunicación fluida entre quienes no comparten la misma lengua.

Oyún, chamán siberiano de Altay.

Experiencia milenaria

La región central de Asia es considerada la cuna del chamanismo. Los investigadores del tema han encontrado vestigios de hace 40 mil años que permiten afirmar que en esa área hubo seres que ya sabían utilizar los poderes secretos que el ser humano posee dentro de sí, conocimiento que en las sociedades modernas se ha perdido. Desde entonces y durante milenios, en aquellas regiones y particularmente en Siberia, se ha desarrollado el psiquismo hasta límites insospechados.

ESCUCHAR Y ENTENDER Oyún estuvo en Chile los primeros días de octubre pasado (2010). Su primera conferencia fue sobre la energía vital y el poder personal, una plática que nos llama a estar alerta y escuchar dos voces a las que no siempre atendemos: la voz interna de cada uno y la voz de la Naturaleza. Escuchar estas voces no es – como podría pensarse – un fenómeno auditivo, sino un fenómeno de todos los sentidos y, sobre todo, un proceso que debe llevarnos a la reflexión, a entender aquello que escuchamos y a convertirlo en conocimiento.

Se dice sencillo, pero ponerlo en práctica no es tan fácil. Cientos de cosas ocurren segundo a segundo ante nuestros ojos: alumbra el sol, los pájaros trinan, el perro ladra y corretea, una bocina de auto irrumpe impertinente, unos niños ríen; todo tiene un significado en el enorme escenario de la vida, pero no todos podemos dar a ello un sentido. Dedicar algunos minutos diariamente a observar y meditar sobre lo que acontece, ver las energías que se mueven dentro y fuera de uno puede ayudarnos a sentir y a darle sentido a la vida.

“El chamán es un ser que nace con ciertos poderes y talentos pero luego, de la mano de un maestro, comienza su formación rigurosa, que es la que le permite desarrollar plenamente sus capacidades para ponerlas al servicio de los otros”, dice Oyún.

Y agrega: “Nuestra tradición no es sólo algo que atañe al pasado. Por el contrario, nuestro objetivo principal es que este conocimiento sea útil para el mundo actual. Por eso, la manera de transmitirlo está directamente conectada con lo que las personas viven en la ciudad. Enseñamos a guiar las energías de cada uno hacia la prosperidad financiera, hacia la conservación de la salud, hacia la armonía entre el hombre y la mujer”.

Los rituales matutinos que Oyún dirigió en Chile abarcaron estos aspectos: Corona de celibato (derribar las barreras energéticas que impiden la relación armónica de las parejas) y Éxito en los negocios (canalizar las fuerzas internas hacia un desarrollo social armónico)

Pero la presencia del chamán en el país también incluyó consultas individuales y la realización de un seminario destinado a quienes desean introducirse en las prácticas chamánicas. “Queremos transmitir conocimientos y herramientas a todos aquellos que necesiten responder a sus necesidades internas básicas y desarrollar capacidades mentales superiores para la aceptación de sí mismos, el amor hacia la humanidad y el desarrollo de la creatividad”, explica Oyún.

Conversar con él resulta particularmente interesante, pues aunque está junto a uno y entiende los problemas que se le plantean, su lógica traspasa con largueza el mundo que nosotros percibimos. Su mirada, sus silencios, sus ademanes nos hacen evidente que está en contacto con un universo mucho más amplio, que sus recursos son ilimitados. No cabe duda que tiene acceso a otra dimensión y eso, lejos de despertar desconfianza, hace que nos entreguemos sin reserva a sus opciones de ayuda.

El llamado de la Tierra

Miles de kilómetros separan a Chile de Siberia. ¿Qué lo motiva a recorrerlos y cual ha sido su experiencia en nuestro país?

CORONA DE CELIBATO Ritual especial de sanación para la creación de relaciones de pareja armónicas y estables. Gran parte de nuestros problemas de pareja provienen del desconocimiento de nuestras energías y la manera cómo las manejamos. Construimos barreras energéticas que se transforman en verdaderas enfermedades que luego no somos capaces de superar. Aprender a conocer y derribar estos obstáculos es el primer paso para lograr una relación armónica que desemboque en la plenitud del espíritu y los sentidos.

“Las conexiones del chamán son con la Naturaleza; de ella recibe las energías y los mensajes; de allí provienen los espíritus con los que se comunica y a los que invoca para su conocimiento”, dice Oyún Y añade: “Para la tradición chamánica siberiana, la región de América del sur es muy importante, particularmente en este momento en que la Tierra se está manifestando de forma explícita”.

Para ellos, las montañas de Los Andes son sagradas, y nuestros movimientos telúricos, un llamado de la Tierra que augura cambios fuertes en las estructuras sociales humanas.

Ohin Hara, chamana de la tradición siberiana.

Durante el mes de noviembre, además, estuvo en Chile Ohin Hara, chamana de la tradición siberiana, quien trabajo también la energía vital y el poder personal. Aunque sus prácticas abarcaron la invocación de energías a través del ritual de Corona de Celibato y el Éxito en los Negocios, ella avanzó un poco más incursionando en las energías de la pasión con un ritual de Tantra y, en el área de la aceptación, con un ritual de Liberación del Karma. Además, en un Seminario dictado entre el 17 y 19 de noviembre (2010) entregó importantes conocimientos sobre alimentación energizante y prácticas de rejuvenecimiento y vitalidad.

El chamán Oyún volverá a visitar Chile en marzo del próximo año (2011) y esperamos poder evaluar entonces si los chilenos estamos o no escuchando las voces de los espíritus de la Naturaleza.

 

 

.

2 COMENTARIOS

  1. Namatê, meus queridos!

    Guardo em meu coração o Mestre Bogomudr Altay Khan (Konstantin Rudnev) assim como todos os orientadores e alunos que cruzaram o meu caminho.

    Vi o que meus olhos foram capazes de ver, senti o que meu coração permitiu em sua abertura e compreendi o que palavras não conseguem explicar com exatidão.

    Nesta etapa evolutiva o bem e o mal está em cada um de nós, está na alma coletiva humana. Identificar, reconhecer nossas facetas ocultas é um passo que antecede às transformações evolutivas do espírito.

    Meu respeito, meu agradecimento à todos que contribuiram para a minha evolução espiritual.

    AUM! AUM! AUM!

Responder al comentario