SOMOS ENCUENTROS Publicado Originalmente en la edición impresa de la revista en Julio de 2012

Euritmia, 100 años para festejar

 

Este 2012 la Euritmia cumple cien años de existencia. En todo el mundo se realizarán diversos eventos para festejarlo. El más cercano a nuestro país se realizará en Sao Paulo, Brasil, entre el 8 y el 12 de julio, y a esta celebración acudirán los responsables de la Formación Profesional de Euritmia Artística de Santiago de Chile. Allí, como espectáculo de cierre del festival, esta agrupación presentará el montaje Sentido Único, que tendrá presentaciones previas en Limache, Santiago y Buenos Aires.

Por Mariana Hales B. y Adelaida Neira

La euritmia, arte de movimiento que busca hacer visible la palabra y la música, nació en Alemania en 1912 bajo la orientación y la inspiración del filósofo y educador austríaco Rudolf Steiner, iniciador de la Pedagogía Walforf. Desde entonces, este arte se ha desarrollado en diversos países, como Holanda, Suiza, Inglaterra, Escandinavia, Rusia, Japón, Estados Unidos, África del Sur, Australia, y en casi todas las nociones de América Latina.

Sin embargo, sus cultores debían formarse principalmente en Europa, debido a que hasta 2008, en América Latina -salvo un impulso en Buenos Aires- no había formación en habla hispana. De ahí que la Formación de Euritmia de Santiago constituyó una iniciativa pionera.

En sus inicios, la euritmia fue practicada en pequeños círculos y aplicada pedagógica y terapéuticamente en las escuelas Waldorf, ganando amplitud a través de las investigaciones realizadas en las áreas de la educación y la salud a lo largo de los años. Hoy está presente en innumerables escuelas, clínicas, centros terapéuticos y otras instituciones en todo el mundo, constituyendo una fuente de apoyo para el desarrollo físico, intelectual y emocional de niños y adultos, y proporcionando mayor flexibilidad y sensibilidad artística a quienes la practican.

En los últimos años, la demanda por esta disciplina ha crecido en instancias tales como las empresas, donde es practicada para brindar un espacio para el aprendizaje del trabajo en equipo. Aplicada en grupos, este arte promueve la conciencia en las relaciones sociales y en las relaciones del individuo con el todo.

La euritmia es el arte del movimiento que busca hacer visible la palabra y la música. Fotografía: Gentileza Alfredo Méndez.

Nace una Escuela

La Formación de Euritmia Santiago de Chile debe su nacimiento a la inquietud inicial de una de las alumnas, impulso que más tarde fue apoyado por el interés y entusiasmo de otros jóvenes. Como no todos pueden optar a estudiar en el extranjero, surge el fuerte deseo –y la necesidad- de crear una escuela de euritmia en nuestro país. Esto, además, es motivado en gran medida por la falta de profesionales de la euritmia para la gente de habla hispana.

La Euritmia 

Por medio de gestos y movimientos, este arte revela las cualidades interiores de los contenidos poéticos y de las leyes contenidas en los elementos de la música. Gestos corporales y formas recorridas en el espacio adquieren vida y significado, pues son alimentados por los contenidos que otorgan los fonemas, los ritmos, los sonidos, los tonos y los intervalos de estas artes temporales (poesía y música).

En nuestro continente, las iniciativas ligadas a la antroposofía han ido en aumento; cada vez son más los colegios, seminarios, centros terapéuticos, consultorios médicos, etc., que requieren de euritmistas. A estas necesidades se suma, por cierto, el anhelo de difundir artísticamente, en los escenarios de nuestras ciudades, este legado de Rudolf Steiner al mundo.

Tras múltiples gestiones, y avalado por la Sección de Artes Oratorias y Musicales del Goetheanum, Suiza, el grupo inicial de estudiantes quedó conformado y comenzó su formación en abril de 2008, a cargo del euritmista colombiano-alemán Harlet Trujillo. El grupo de estudiantes que hoy concluye esta formación está constituido por ocho mujeres, entre ellas dos colombianas y una argentina. La mayoría proviene de distintas áreas de estudios anteriores.

A lo largo de estos años, la Formación fue apoyada por la tutoría presencial de destacados euritmistas. Entre ellos sobresalen Eduardo Torres y Carina Schmid (Suiza), y los maestros de Brasil: Renate Nisch, Claudio y Patricia Bertalot, y Ana Teresa Penteado. Estos cuatro brasileros han acompañado a la formación en estos últimos dos años, y son los directores artísticos del programa Sentido Único, espectáculo de la gira con la que se cierran los estudios de esta generación chilena.

En una formación de euritmia las principales materias son euritmia vocal (del habla) y euritmia tonal (de la música), pero además son relevantes: coro, acuarela, filosofía, poesía, teoría musical, arte de la palabra, geometría, modelado, anatomía, entre otras. Estas materias fueron transmitidas a la Formación de Euritmia por diversos académicos, que incluso viajaron desde el extranjero para trabajar con el grupo. Entre ellos destacan, por ejemplo, Georg Glöckler, astrónomo y matemático proveniente de Alemania, y Renate Castro, artista de la palabra proveniente de Argentina.

Cualquier contenido anímico puede ser expresado a través del movimiento. Fotografía: Gentileza Alfredo Méndez.

Dominio del movimiento

Entre 2011 y 2012, mensual o bimensualmente, acudieron a Chile desde Sao Paulo los destacados maestros Renate Nisch, Ana Teresa Penteado, Claudio y Patricia Bertalot, responsables de la formación de varias generaciones de euritmistas en Brasil.

Aplicada en grupos, el arte de la euritmia promueve la conciencia en las relaciones sociales y en las relaciones del individuo con el todo.Recientemente, entre el 21 y el 31 mayo, Claudio y Patricia Bertalot participaron en la última fase de preparación de las euritmistas de Chile, previa al inicio de sus funciones en nuestro país.

“En cada cultura el movimiento asume un carácter propio del lugar, y en relación a esto fue interesante acompañar el desarrollo del lenguaje corporal y expresivo de Chile. Por eso, intentamos buscar textos y músicas propios de la cultura chilena para reforzar los elementos particulares y ayudar a que la euritmia sea más propia de este país. En este grupo es notable la relación con la tierra, la fuerza de la montaña, pues las energías telúricas están muy presentes aquí. Esto se expresa en la forma en que se está en el cuerpo y en la forma cómo se entrega uno a las cosas, en la seriedad que se asume”, dice Patricia respecto a la formación de euritmia en Chile.

“Nosotros llegamos hacia el final de esta formación, al momento de concientización de los estilos, al tiempo en que se pasa a una fase más ‘adulta’ dentro del trabajo. En esta fase se expresa una especial madurez para abordar el estilo de cada obra, de cada autor, de cada época (lo épico, lo lírico, por ejemplo). Fue lindo ver la evolución de las estudiantes desde un estado más indefinido hacia una individuación, hacia el dominio del propio movimiento a través de la técnica de la euritmia”, agrega Claudio.

Cada movimiento debe ser realizado intensa y correctamente con el objetivo de relacionar íntimamente el sentimiento personal con el entorno. Fotografía: Gentileza Alfredo Méndez.

El futuro

Tras la gira artística con el espectáculo Sentido Único, la Formación de Euritmia realizará una especialización pedagógica, que se extenderá entre agosto y noviembre de este año. Las estudiantes serán guiadas por destacados maestros de euritmia pedagógica provenientes de Brasil, y otros educadores de gran experiencia. Además de las clases, las alumnas realizarán prácticas pedagógicas. A continuación, estas nuevas euritmistas formadas en Chile podrán integrarse a diversas instituciones pedagógicas, tanto ligadas a las escuelas Waldorf como a otras, y en un futuro próximo podrán formarse en euritmia terapéutica, para participar más directamente en el ámbito de la salud ligado a este arte de movimiento.

Así, este 2012, umbral de muchas iniciativas, da a luz a un grupo de euritmistas de habla hispana formadas en nuestra tierra, sobre la base de 100 años de este arte. Una gran oportunidad para dar comienzo a la búsqueda de su expresividad y su capacidad benéfica desde nuestras latitudes.

Fotografía: Gentileza Alfredo Méndez.

Sentido único

Así se titula el espectáculo que constituye la culminación de los estudios de la Formación Profesional de Euritmia Artística de Santiago de Chile.

La gira contempla algunas ciudades de nuestro país, Buenos Aires en Argentina y Sao Paulo en Brasil, donde se realizarán varias funciones para niños y adultos.

Tras exitosas funciones en Santiago, Limache y Buenos Aires, la Compañía viajará a Sao Paulo donde realizará varias presentaciones, una de ellas en la favela Monte Azul los días 6 y 7 de julio (2012), y la del cierre del Festival de los 100 Años de la Euritmia con la obra Sentido Único, el 12 de julio (2012).

Dentro del proceso didáctico-pedagógico de una formación artística de euritmia, una gira es una experiencia de gran relevancia, pues constituye una instancia de maduración de los conocimientos adquiridos, de encuentro con públicos variados, de profundización en las piezas escogidas y en los contenidos que ellas entrañan. Asimismo, es fundamental la dedicación y el trabajo social que implica tanto la preparación del programa como la propia gira, para todos sus integrantes, quienes son los responsables directos de su organización y realización.

El programa de Sentido único está compuesto, especialmente, por piezas que provienen de la cultura chilena. El cuento “Nieve, hija de Fuego”, de Luz Philippi, es una adaptación que entraña varios relatos de la tradición mapuche; su acompañamiento musical, por otra parte, es realizado con diversos instrumentos nativos, cuyas melodías y ritmos también tienen inspiración en nuestra música autóctona.

Cuatro poemas son obras de escritores chilenos contemporáneos, dos de ellos de la urbe, Federico Schopf y Fernando Pérez Villalón, y los otros de un poeta originario del campo sureño: Elicura Chihuailaf. Tres piezas de música son parte de una obra de un compositor chileno contemporáneo. También se interpreta una pieza clásica de música, una obra de Astor Piazzolla, y varias piezas literarias humorísticas.

Así, este programa es el inicio para las exploraciones que en el futuro este grupo de euritmistas realizará, nacidas de nuestra lengua y del sentir de nuestros pueblos y nuestro tiempo.

4 Comentarios

  1. Me extraña q en artículo no se mencione a Verónica Ortúzar, quien trajo esta disciplina a Chile, junto con la Antroposofía.

    • Verónica Ortúzar es una excelente euritmista “terapéutica”, profesora, amiga y colega, pero el artículo trata específicamente sobre la euritmia “artística” en nuestro país y la gira que dieron los primeros titulados en Chile. También están la euritmia pedagógica, la social y la higiénica.

      Saludos!
      Camila

  2. Yo también esperaba ver el nombre de Verónica Ortúzar ya que a por ella tuve conocimiento de lo que es Euritmia. Soy argentina y estoy en CA, buscaba ver algo de Verónica O. en este sitio, aunque agradezco todo lo que se informa aquí, pero llegue a ustedes buscándola a ella.

  3. La Euritmia llego a Chile con el primer colegio Waldorf, ” Giordano Bruno” fundado por Claudio Rauch en 1979.
    En ese año llego a Santiago, formada en la Escuela de Stuttgart la Euritmista Mariana Pinto quien desde entonces trabaja en el colegio.
    Las primeras presentaciones publicas fueron el Ensemble de Stuttgart pocos años después traídos a Chile por la Sociedad Antroposofica de Santiago ,presentándose en el Teatro Oriente ,entre otros,despues de su presentación en Buenos Aires.

Dejar respuesta