SOMOS ARMONÍA Publicado Originalmente en la edición impresa de la revista en Marzo de 2011

Sanergía. La Conexión: Elevando la vibración del planeta

La nueva evolución de la terapia vibracional que despertó fuertemente la atención de las Universidades de Sedona, Moscú, Louvain, Valladolid, San Sebastián y Cádiz ya está entre nosotros. Su nombre es Sanergía, y es la ciencia centrada en las energías del cuerpo humano (bioenergía) como mecanismo para guiar a las personas hacia la salud a través del mundo atómico, subatómico y cuántico, llegando a la completa sanación.

Por Adán Goldberg

“Estamos desconectados o mal sintonizados con nuestra fuente original”, nos dice el creador de Sanergía, Alessandro Di Masi, una de las más grandes personalidades del ámbito cuántico en Europa. Esta fuente original no es ni más ni menos que el gran plan individual que todos y cada uno de los seres humanos poseemos, el destino que nos es reservado a cada uno de nosotros y en el cual nos hemos co-creado.

“Al nacer –explica Di Masi– nuestro feto tuvo que estar óptimamente conectado a esta fuente de información infinita para que pudiésemos nacer como seres humanos con todas nuestras características”. Todo ser humano nace de la unión de una gotita de semen con un óvulo. Para que el feto pueda desarrollarse como ser humano necesita la conexión con la Fuente, provista de la justa información que le dé instrucciones de cómo crear pequeños ojos, pequeños dedos, manos, etc.

En un determinado momento, esta “conexión” ordena el suicidio de algunas células, permitiendo la separación de los dedos, los brazos… y, en pocas semanas, el feto toma forma humana. Durante el embarazo, el cerebro del bebé recibe continuamente información creativa y utiliza el 70% de su capacidad cerebral.

Esta conexión se ve abruptamente interrumpida en el momento mismo en que venimos al mundo, cuando empezamos a ser programados mediante el lenguaje oral y escrito. Se nos muestra la vida desde la ignorancia y la restricción cultural de nuestra sociedad (familia, amigos, religiones, pareja, doctrinas, multinacionales, gobiernos…), creándonos un estado de conformismo, pasividad, enfermedad y dependencia, viviendo en el miedo mientras nos pasamos la vida deseando encontrarle un sentido a nuestra existencia, buscando algo que no sabemos ni qué es, ignorando. Y esta es, para Di Masi, la causa de toda enfermedad, la ignorancia. Ahí termina nuestra conexión con la Fuente de Inteligencia y comienza nuestra vida de seres humanos ignorantes de nuestro potencial.

Este sentido se encuentra en nuestra fuente original, pero nadie ni nada nos enseña a volver a ésta, más bien todo lo contrario. Nos alejan de la posibilidad de vivir una vida propia, de experimentar y sentir que existen fuentes más elevadas que la humana, de las que sin duda alguna provenimos. Esta es la gran diferencia con las sociedades orientales, donde las personas reconocen su estado kármico y son conscientes de haberse elegido a ellos mismos así como a sus padres. “Seamos realistas -agrega-, en nuestra sociedad occidental, la educación judeo-cristiana basada en la culpa, el sufrimiento y el castigo está devastando a la humanidad en forma de cánceres y un sinfín de patologías”.

De regreso a la Fuente

Quienes se han especializado en esta disciplina aseguran que la Conexión Sanergética nos re-conduce a nuestra Fuente Original, a la justa información provista y diseñada especialmente para cada uno de nosotros, y que nos permite vivir en la 4ª y 5ª dimensiones, ser más intuitivos, experimentar la telepatía, ver a través de los otros, discernir entre lo “bueno” (lo necesario, el tiempo disfrutado) y lo “malo” (lo inútil, el tiempo malgastado).

Asimismo, los elementos que perturban una vida plena -el orgullo, las críticas, los juicios y las opiniones- dejan de ser importantes, y ya no es necesario justificar cada cosa que uno diga o haga por la simple razón de que ahora todas nuestras acciones responderán a nuestro perfecto plan vital.

El investigador ítalo-belga Alessandro Di Masi, creador de la Sanergía.

Equilibrio de energías

Alessandro Di Masi afirma que todo aquello que nos causa daño se almacena en nuestras vidas formando tumores y patologías. A raíz de su afirmación, define la Conexión Sanergética como un paso determinante que se realiza una sola vez en la vida, mediante dos sesiones realizadas en dos días consecutivos.

Mediante la combinación de terapia vibracional, PNL, metafísica y física cuántica, el sanergista informa al participante del hecho o relación detonante de su desequilibrio o enfermedad para evitar que ésta se repita, implicándolo así en su propio proceso de sanación.

Posteriormente, el sanergista procede a trabajar sobre el cuerpo aúrico del cliente, permitiendo la entrada de la nueva energía, lo que borra el antiguo esquema de enfermedades y desarreglos electromagnéticos, actuando en orden y tiempo indeterminados y conectándolo al campo etérico del planeta.

Una vez conectada, señalan los especialistas, la persona vive en estado de tranquilidad y serenidad debido a la sintonía de cuerpo, mente, alma y espíritu con la vibración universal. Pocas cosas conseguirán afectar su salud. Para algunos, estos cambios comienzan en la camilla; para otros, días después; sin embargo, todos manifiestan un gran despertar.

Gracias a Sanergía nos damos cuenta de que nuestro cuerpo tiene capacidades de auto sanación y autocorrección. El hecho de haber sufrido un derrame cerebral llevó a Di Masi a comprender estos mecanismos: “Me quedé paralizado, mudo, sordo, casi ciego y me di cuenta que concentrándome un poco, podía ver, oler, oír y captar los pensamientos de la gente. Sin embargo, no conocía la bioenergética o medicina vibracional. Visualizaba una forma de vida ideal y todo se puso en marcha sólo. Cuando ves que siempre funciona, no dudas en demostrarlo en un curso de formación. Esto permite que la gente comprenda y crea que existe realmente algo más. En los diez primeros minutos del curso nivel 1 los alumnos se dan cuenta del poder que sale de sus manos, y los últimos cinco minutos del nivel 2-3 son alucinantes”, relata el creador del método.

Sólo hay que estar dispuesto a recibir y permanecer alerta a los cambios. Todo se puede curar y todos sabemos hacerlo.

El Dios en ti

“Soy investigador científico, no soy religioso. Con la religión, Sanergía sólo tiene en común que la fe y la confianza crean el resultado”, dice Di Masi, para quien la fe no es rezar cada día, ya que el creer que es necesario rezar cada día revela que en el fondo la persona no tiene fe.

Y agrega: “Todas las religiones del mundo dicen lo mismo: <Dios te creó a su imagen>. Entonces, somos creadores. Fe es simplemente creer en el Dios que eres tú mismo. Fe es lo que crees, y lo que crees creas constantemente. Somos energía y nos creamos con energía. Tu cuerpo y tu vida actual han sido creados por todo lo que has creído y pensado en todas tus vidas. Eres tu pasado. ¿Quieres conocer tu futuro? Tu futuro es lo que crees en este preciso momento. ¿Cuál es tu sueño? Ponlo en marcha ahora, crea tu objetivo, ve por él y serás invulnerable. Si no consigues realizar tus sueños es porque estás demasiado ocupado en realizar los sueños de los demás. ¿Qué estás creando?, ¿cuál es tu objetivo?, ¡no responder, “curarme o ser feliz”, estos no son objetivos! Ser feliz es el camino hacia ese objetivo”.

Nuevo enfoque

En cuanto a la enseñanza de Sanergía, Alessandro di Masi comparte la postura de Giorgio Mambretti, escritor y discípulo del perseguido y encarcelado Dr. Gerd Ryke Hamer, quien afirma que se podría enseñar un nuevo enfoque de la medicina en sólo cuatro días en cualquier universidad. Esto es válido para Sanergía, ya que en sólo cuatro días el participante domina las cuatro fórmulas: Sesión de Sanergía, Sanación Sanergética, Sintonización Sanergética y Conexión Sanergética. Y añade que todo el mundo puede aprenderlo, que no hace falta ninguna formación o ritual previo, y que son cursos amenos, sencillos donde se enseña una profesión que se puede ejercer por el resto de la vida sin límite de edad.

Si no consigues realizar tus sueños es porque estás demasiado ocupado en realizar los sueños de los demás.Frente a estas revolucionarias formas de abordar la enseñanza de la medicina, Alessandro Di Masi explica que no está en contra de la medicina académica actual, sino que, al contrario, y cuenta que tiene amigos médicos que le envían casos incurables porque ellos también son sanadores y desean que el paciente se sane. “Creo más en una colaboración -dice-. Los jóvenes médicos se encuentran atrapados en la armadura oxidada de la jerarquía de la mayoría de los hospitales. Continúan jugando su papel al servicio de la industria farmacéutica y la petroquímica. Sin embargo, cada vez hay más médicos académicos que son sanergistas, que se dan cuenta de que la solución del problema de salud no está siempre en las pastillas”.

Y añade que revistas como Discovery Salud han probado de manera científica que el cáncer no se cura con quimioterapia ni radioterapia, y comprueban que los sanadores vibracionales obtienen prácticamente siempre la curación: “Así actuamos los sanergistas compartiendo partículas de luz, energía taquiónica, 27 veces más rápida que la velocidad de la luz. La velocidad del pensamiento, de la intención”.

Di Masi acota que de aquí a treinta años, “alguien explicará científicamente qué nuevas frecuencias llegaron en el año 1989. Hasta entonces continuaremos practicándolo para su estudio y comprensión en las futuras generaciones”.

Para finalizar, el creador de este novedoso método revela que está sorprendido de lo que hemos experimentado en estos últimos años en cuestión de equilibrar energías y nuevas sanaciones. “Sólo hay que estar dispuesto a recibir y permanecer alerta a los cambios. Todo se puede curar y todos sabemos hacerlo. La enfermedad es ignorancia. Gracias al nuevo enfoque de la sanación, el número de camas en los hospitales de Suecia pasó de 134.000 a 29.000 en tres décadas. Debemos enseñar un nuevo paradigma, una nueva manera de comprender la sanación. Los que sanan con las manos deben salir de los sótanos y el anonimato y ocupar centros accesibles para todos. Está en nuestro diseño original. Todo se puede curar y todos sabemos hacerlo. La ciencia y la medicina hablan, opinan y juzgan continuamente desde hace trescientos años cambiando continuamente sus justificaciones y teorías. Conectados y sanergistas han aprendido que la verdad está en escuchar vibraciones. La verdad está en el silencio, meditando, captando frecuencias, esto es Sanergía”.

*Artículo de la Revista Natural Nº 71, otoño 2009   http://lat.sanergía.com

10 Comentarios

  1. Partiendo de la base de que no estoy formando en Sanergía, de que tuve un contacto en 2008 con Alessandro cuando era el representante en España de “La Reconexión” (de Eric Pearl), estoy de acuerdo con los fundamentos del escrito…, y aún diría más: nuestra desconexión con la Fuente no empieza en el momento del nacimiento sino en el mismo momento en el que somos engendrados.

    Ya desde ese momento partimos con unos condicionamientos esenciales (kármicos), sistémicos (familiares) y personales (la vivencia que tiene nuestra madre del mundo que le rodea), que hacen que todo ello sea como un programa de software que poseemos para jugar en un juego interactivo perfecto en esta vida.

    La gracia del asunto consiste en ser consciente del proceso y colocarnos como protagonistas del mismo, jugando la mejor baza de todas: actuar, interaccionar en este puzzle perfedcto desde el amor y no desde el miedo.

    Salud para ti y los tuyos.

  2. Muy bueno el comentario de Silvano Baztán.

    Mi reconocimiento y admiración a Alessandro Di Massi por su labor y entrega hacia los Sanergista y a todo el mundo por trasmitirnos que somos seres con un potencial energetico para autosanarnos y desbloquear todos los nudos que hemos traído ,creado y ser conscientes de las herramientas que el nos da para solucionar a los demas y a nosotros mismo lo que hemos somatisado.

    Mi reconocimiento tambien para Joanna y todos sus colaboradores que son de una entrega total
    Muchas gracias a todos
    Martha

  3. hola, me hice la conexion hace 2 años, y desde entonces mi vida se ha vuelto mas emocionante, ha sido un aprendizaje natural ,intuitivo ,un buen hacer y un afan por reedescubrir lo autentico.GRACIAS

  4. Como profesional seria de Sanergía me parece que el contenido que Alessandro nos trasmite es tan claro y real que me siento, como alumna de este Gran Maestro, totalmente identificada.
    Pienso que la Claridad de Ver es lo que todos podemos obtener si lo empezamos a desarrollar trabajándolo.
    Todo se puede aprender si se deja uno llevar de la mano de un profesional. Al igual que un niño aprende de sus padres que la vida se puede vivir en plenitud, todos debemos creer que la Felicidad la podemos lograr con solo reaprender y reprogramarnos.

    Para todos un Feliz PROSPERICAMBIO.
    Gracias Alessandro,Joana y todos los que haceis esto posible.
    Nieves

  5. ACABO DE LEER UN ARTICULO EN UNA REVISTA “UNO MISMO” DEL PRIMER SEMINARIO DADO EN BS AS LOS DIAS 9 Y 10 DE JULIO DEL AÑO 2012. ME APASIONA LO REFERENTE A MEDICINAS ALTERNATIVAS, ESPECIALMENTE LO QUE HABLA DE LO CUANTICO. TRATARE DE CONSEGUIR EL LIBRO DE DI MASI. LA PREGUNTA ES, EN LA ARGENTINA, HAY ALGUN LUGAR DONDE PUEDA INTERIORIZARMEDE ESTA TECNICA Y SI LO HAY, ALGUIEN PODRIA ESCRIBIRME LA DIRECCIONA MI MAIL? DESDE YA, MUY AGRADECIDA A QUIEN LO HAGA

    • Hola Anna,
      Yo soy unas de las primeras sanergistas en Argentina, Aprendi con Alessandro Di Massi Yo no se que buscas exactamnete. Puedo interiorisarte en el tema. Mi nombre es Virginia Freyre y me encontraras por internet. Cualquier Consulta que quieras hacerme la respondere encantada

      Abrazo
      Virginia

  6. Recién hoy tuve la oportunidad de leer este apasionante artículo sobre la Conexión Sanergética. Por una razón importante,tuve acceso a esta información. Es impresionante el potencial que tenemos y que desconocemos.Me maravilla
    saber que podemos autosanarnos.Me interesa mucho saber cómo puedo acceder a más información sobre el tema en Chile. ¿ Se dictan cursos? ¿ Con quien puedo ponerme en contacto ? Por favor, agradecería mucho si alguien pueda darme esta información.
    Muchas gracias por el artículo, a la revista y a todos quienes hacen posible la divulgación de esta información tan valiosa .

Dejar respuesta