NUESTRO CIELO INTERIOR Publicado originalmente en la edición impresa de la revista en Octubre del 2010

 

Corteses y bondadosos los unos con los otros

Cuando el planeta regente de Acuario llega al final del Zodiaco, la humanidad toda tiene que tomar grandes decisiones, preguntarse si quiere seguir viviendo y evolucionando o quiere seguir con la actual demencia de autodestruirse en masa.

María Luisa Valdovinos   

Astróloga y tarotista

Y este mes de octubre y primavera, de Sol y Venus y el deseo de dar y recibir, y compartir, estamos bendecidos para llevar a cabo nuevas y buenas alianzas.

Libra, el signo del mes, representa un ambiente y una energía ligeros y conducentes a la simetría, a esa belleza precisa y fina que nace del equilibrio de cada parte en un Todo. Igualdad de relaciones, pero de verdad, respetando al otro como nos respetamos a nosotros mismos, respetando el compromiso. No basta con ser famoso, rico, elegante, bellamente perfecto. La belleza parte de una voluntad y acción positiva para llegar y atraer a los otros. Los necesitamos, porque necesitamos amar y admirar a nuestros hermanos planetarios, aprender de ellos y, juntos, hacer fuerza. Al ser amables y considerados, pacíficos y serenos, al dialogar y escuchar, nos responderán de igual modo: nos ven como nos tratan y nos tratan como nos ven. Siendo positivos, usando gestos suaves y armónicos, comportándonos como en la más real de las cortes, no nos quedamos cortos ni vamos demasiado lejos para mirarnos, escucharnos, apreciarnos. Realizar actos lunáticos e indignos, dejarnos superar por rabias y desesperaciones, sólo produce culpas. Causar la propia destrucción y, peor aún, provocar la destrucción de mucho y de muchos, es una orgía de inconsciencia y locura.

Sean corteses y bondadosos los unos con los otros (son las últimas palabras de Seymour, un personaje entrañable de la magistral literatura de J. D. Salinger, autor norteamericano recientemente fallecido). Es el mandato cósmico de Libra y una hermosa primavera.

Panorama astral del mes (Octubre, 2010)
Salud cinco estrellas 

Libra, el signo del mes, es la paradoja de las paradojas. Propicia el equilibrio pero incurre en el desenfreno. Anhela paz, pero es competitivo y contradictorio. Sus grandes enemigos físicos son el ocio y la autoindulgencia; sobrecarga su cuerpo y no escucha sus advertencias. Vida social, chatarra, conflictos entre razones y emociones, hacen un metabolismo pesado y lento. ‘Filtrar’ lo negativo y moderar los excesos es su mantram grabado en la piedra. La voluntad es su piedra-base. Rosa, celeste, beige, verdes claros, amarillos: lapislázuli, jade; especias suaves y aromáticas, para las buenas vibraciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

Mente cinco estrellas 

Un médico que no posee conocimientos de astrología no tiene derecho a llamarse médico.

Hipócrates (Padre de la medicina)

Quién sabe el poder que tiene Saturno sobre nosotros… O Venus… Pero es un poder vital, que circula exquisitamente por nuestras venas.

D. H. Lawrence (novelista inglés)

 

 

 

 

 

 

 

 

.

 

 

.

Dejar respuesta