SOMOS SALUD MENTE-CUERPO Publicado Originalmente en la edición impresa de la revista en Julio de 2013

 

 

Sanarse a sí mismo con Magnetoterapia

 

La Magnetoterapia es una técnica de alivio y curación de las dolencias con la aplicación de magnetos.

Por Isabel Díaz Medina

Muchas culturas ancestrales, como la china, la hindú, la árabe, la hebrea y las antiguas dinastías egipcias utilizaron imanes por sus propiedades terapéuticas. La leyenda cuenta que Cleopatra, para retrasar el proceso de envejecimiento, dormía con una piedra imán sobre la frente. Un gran número de médicos y sanadores utilizaron los imanes para curar diferentes problemas de salud hasta el siglo XVI, cuando el célebre médico Paracelso describió con detalle los diversos efectos curativos de las polaridades magnéticas en los seres vivos. Paracelso fue uno de los primeros en postular que la propia Tierra era un gran imán. En sus obras sobre terapia magnética, defendía que el “imán es el rey de todos los secretos”.

Hoy crece el interés por las terapias milenarias, como la acupuntura, la reflexología y la magnetoterapia. Esta última, incluida dentro de la medicina energética, utiliza las propiedades curativas de los imanes en el tratamiento de las dolencias.

En Chile, Luis Alberto González, dedicado por años al estudio de la Magnetoterapia, publicó un manual que explica los fundamentos científicos de la sanación con imanes, y entrega orientación e instrucciones prácticas para su aplicación. Nos enseña que especialistas, como el Dr. H. L. Bansal, médico de origen hindú, han utilizado la Magnetoterapia en todo tipo de dolencias, especialmente en eczemas, jaquecas, insomnio, artrosis, hipertensión arterial, neuralgias, úlceras, inflamaciones, obesidad prematura y como analgésico para dolores psicosomáticos.

La leyenda cuenta que Cleopatra, para retrasar el proceso de envejecimiento, dormía con una piedra imán sobre la frente.

La inquietud de Luis Alberto por el estudio de las propiedades terapéuticas de los imanes surge de su amplia experiencia como ingeniero y gerente de SOCOTER, empresa especialista en aplicaciones magnéticas. Él comenta que en el año 2004 con los imanes logró sanar sus problemas de várices, y a partir de esa experiencia decidió masificar el uso de este método de curación alternativa con resultados muy positivos y debidamente comprobados.

Por lo anterior, nos explica de manera científica por qué los imanes producen efectos beneficiosos para nuestra salud y cómo deben ser usados, incluso para liberar emociones atrapadas que generan enfermedades.

La Magnetoterapia se basa en el concepto de la medicina tradicional china del yin y yang; posteriormente, se amplió el concepto al entender el imán como dos cargas contrarias y complementarias que son el “positivo” y el “negativo”.

Nuestro cuerpo está constituido en un 70% de agua, y el cerebro, en un 90%. La sangre es un coloide y, si ésta es sometida a un campo magnético potente de carga negativa, separa las micelas, conjunto de moléculas que constituye una de las fases de los coloides. El polo negativo produce sobre el potencial zeta un efecto beneficioso para la salud, lo que respalda el uso científico de la terapia magnética.

El Dr. Robert Becker, eminencia científica que ha acuñado el concepto de “medicina energética” para designar a todas aquellas disciplinas antiguas y modernas alternativas a la medicina tradicional, plantea que una herida registra inmediatamente signo positivo. Y que durante el proceso de cura cambia a negativo, lo que indica que este último polo promueve la sanación.

Igualmente, Becker experimentó con corriente con carga negativa para la estimulación de la regeneración de miembros, y el resultado fue exitoso. También comprobó que pequeñas corrientes eléctricas son suficientes para aliviar el dolor e incluso eliminar el cáncer. La medicina energética se fundamenta en la presencia, dentro del cuerpo humano y de todos los seres vivientes, de fuerzas eléctricas y magnéticas.

Luis Alberto González, quien se ha dedicado por años al estudio de la Magnetoterapia, publi- có un manual que explica los fundamentos científicos de la sanación con imanes.(Fotografía: Ricardo Aliaga Bascopé)
Luis Alberto González, quien se ha dedicado por años al estudio de la Magnetoterapia, publi-
có un manual que explica los fundamentos científicos de la sanación con imanes. (Fotografía: Ricardo Aliaga Bascopé)

Polaridades y efectos de los imanes

El polo negativo (-), de color verde, es yin; es el color del agua, del pasto, lo que quiere decir que enfría, calma o relaja. Inhibe los procesos infecciosos e inflamatorios. Este polo mueve los electrones hacia la izquierda, lo que se puede comprobar con un péndulo. Entre sus efectos, oxigena los tejidos, reduce la inflamación, clama el dolor, disuelve la grasa, induce el sueño y regula el pH.

En tanto, el polo positivo (+), de color rojo, es yang; es el fuego, calienta, activa y energiza. Es dinamizador de los procesos biológicos. Este polo mueve los electrones hacia la derecha. Produce un efecto ácido; disminuye el oxígeno de los tejidos y acelera la regeneración de los tejidos óseos. Por lo tanto, está especialmente indicado en casos de fisuras o fracturas de huesos.

(Fotografía: Ricardo Aliaga Bascopé)
(Fotografía: Ricardo Aliaga Bascopé)

Sanar várices

Las várices constituyen el trastorno circulatorio más común en toda la población adulta occidental. Afecta al 15% de los hombres y hasta al 50% de las mujeres.

Al principio, cuando recién se presenta este trastorno, produce una preocupación relacionada con la estética; a medida que la enfermedad avanza, se torna en un trastorno sintomático crónico. Sin un tratamiento adecuado, las várices pueden llegar a amenazar la vida del paciente.

Según Luís Alberto González, esta dolencia se puede sanar con el uso terapéutico de los imanes. Este consiste “en colocar un imán de neodimio en la vena safena anterior o posterior, en el inicio, inmediatamente sobre el empeine del pie o el costado del tobillo, con el polo negativo hacia la piel. Se puede usar día y noche o sólo durante las noches, según la gravedad. Se debe beber abundante agua, mínimo 2 litros diarios. No sirve usar imanes de menor intensidad, como por ejemplo, imanes cerámicos, que tienen intensidad máxima de 1.200 gauss”.

La Magnetoterapia, incluida dentro de la medicina energética, utiliza las propiedades curativas de los imanes en el tratamiento de múltples dolencias.

El tratamiento está basado en la magnetohidrodinámica que actúa sobre los fluidos (Ley de Faraday, Fuerzas de Lorentz y Tensión de Hall), ya sean éstos acuosos (debido a que produce disminución de la tensión superficial y del pH), o coloidales (sangre) modificando el potencial zeta de ésta.

El especialista nos comenta que a fines de octubre de 2009, una clienta le consultó sobre este tratamiento porque tenía una trombosis varicosa aguda, lo que le provocaba serias dificultades para caminar, debiendo dormir con ambas piernas levantadas. Estaba en lista de espera para ser operada, y por este motivo debía tomar pastillas anticoagulantes y aspirinas. Se le sugirió que probara el tratamiento mencionado; en su caso, con cuatro magnetos tipo “slice”, y que bebiera bastante agua.

Según su relato, “casi 30 días después, ella vino a comunicarnos que se había sanado, terminando con la pesadez y el cansancio de las piernas, que ahora las sentía más livianas y caminaba más ágilmente. Es decir, estaba haciendo una vida por completo normal. Así como este, hay otros ejemplos donde el alivio ha sido cosa de días”.

Talleres

Don Luís Alberto González realiza talleres de Magnetoterapia, cuyos contenidos abordan los tipos de imanes utilizados en las terapias y sus intensidades, además de normas de fabricación; causas de las enfermedades y cómo detectarlas mediante la Radiestesia; liberación emocional; métodos de sanación con imanes, sus fundamentos científicos e instrucciones de aplicación.

La Magnetoterapia no tiene contraindicaciones, salvo que no debe aplicarse en mujeres embarazadas ni en personas con marcapasos. Es un complemento de sanación que no reemplaza a la medicina oficial. Muchos problemas de salud, una vez diagnosticados por un médico profesional, pueden ser tratados en forma segura y efectiva mediante la utilización de imanes, como una ayuda más hacia la sanación.

Luis Alberto asegura que el beber agua es clave para que el tratamiento dé buenos resultados. Al estar nuestro cuerpo constituido de agua en un 70%, se debe entender que requiere de una importante cantidad diaria de este líquido para que los nutrientes lleguen a todas partes y las distintas funciones bioquímicas tengan lugar. Si falta agua en el organismo, la poca existente se destinará a los órganos más importantes, como el cerebro, los pulmones, el hígado, los riñones y algunas glándulas, en detrimento de la piel. Cuando se bebe bastante agua, son expulsadas a través de la orina las toxinas que el cuerpo acumula.

“La terapia más efectiva es la que sana cuerpo, mente y alma –señala el especialista-. El imán puede ser usado para liberar las emociones atrapadas, que generan enfermedades, de acuerdo con el Dr. Bradley Nelson en su libro El Código de La Emoción, quien enseña a identificar las emociones atrapadas y a liberarlas del cuerpo mediante el uso de imanes”.

Jul_13_163

Imanes y otras terapias

En su publicación, Luis Alberto González recoge los métodos de sanación con los imanes. Menciona que el biomagnetismo médico es un sistema terapéutico desarrollado por el Dr. Isaac Goiz Durán a partir de 1988 en el que utiliza imanes para tratar parásitos, bacterias, hongos y virus, que son la causa de diversas enfermedades. El biomagnetismo es compatible con cualquier otra forma de terapia, como la homeopatía, la naturopatía, las flores de Bach y el reiki, y también puede ser utilizado simultáneamente con tratamientos alopáticos.

Los estudios y ensayos efectuados por el japonés Yoshio Manaka han verificado que la aplicación de imanes con intensidades sobre 2.500 gauss en los puntos de acupuntura tiene el mismo efecto que insertar las agujas. En tanto, la aplicación conjunta de reiki e imanes logra un resultado más efectivo y más rápido en la sanación de las personas. 

2 Comentarios

  1. Me gustaría saber donde puedo asistir a seminarios de información y a cursos que puedan ser adsequibles a los bolsillos estrechos del común denominador chileno y facilidad de pago.Me interesa aprender.Soy Terapeuta con mención en Flores de Bach.Agradecida de vuestra información.

Dejar respuesta