NUESTRO CIELO INTERIOR Publicado originalmente en la edición impresa de la revista en Octubre del 2013

 

 

Pausado y transformador: El camino de Plutón

Plutón simboliza la capacidad de muerte y resurrección. Aquí el cambio de estado es definitivo, se produce una transformación. El lugar que ocupa en una carta astral es un ámbito de experiencia que está sujeto a grandes cambios y adaptaciones. Por esta razón se le asocia a la muerte, el poder y la regeneración. Es lo más profundo y oculto que poseemos, el fuego del espíritu, la semilla. Sólo se puede llegar a tocar parcialmente su totalidad mediante un intenso aprendizaje emocional y espiritual.


Mónica Sagredo Guerra 
 

Mónica Sagredo

Astróloga y socióloga

www.astrologiaconectiva.cl

En un plano mundano, los tránsitos de Plutón nos invitan a indagar en aquellos temas que hemos reprimido porque resultan dolorosos. En general, este proceso se vive a través de una crisis personal, en la que revisamos todo lo que constituye nuestros cimientos.

El pausado tránsito de este planeta no pasa desapercibido. Aunque los cambios que provoca en la vida de una persona ocurren de acuerdo al nivel de consciencia de cada cual, podríamos analizar bajo la luz de Plutón cambios verdaderamente transcendentales en el transcurso de la vida.

Como puede estar hasta 30 años en un mismo signo, la cualidad de los eventos que provocan crisis y replanteamientos suele variar en los distintos procesos que, aunque cueste aceptarlo, siempre implican algo de dolor.

Esto ocurre también en un nivel histórico-social, donde los acontecimientos removedores se asocian a características similares. Por ejemplo, Plutón en Sagitario (1995 – 2009) marcó una serie de eventos en los que se confrontaron y pusieron en tela de juicio las creencias religiosas y filosóficas en todo el globo. En el pasado, ciclos de Plutón en este signo de fuego marcaron hitos históricos como las Cruzadas, los grandes descubrimientos de Copérnico, Galileo y Newton o la reestructurante Revolución Francesa. En general, grandes sucesos que provocaron cambios de paradigma.

Donde Plutón encuentra su más puro significado es en un nivel transpersonal. Si bien este planeta actúa en lo más profundo de cada ser, las transformaciones que provoca son el reflejo de un cambio global que implica a toda la humanidad. Plutón en Capricornio (2008 – 2025) trae transformaciones en las raíces. Sacude las viejas estructuras para que las nuevas se puedan manifestar. Es la energía material dejando una forma y tomando otra.

Este mes Plutón nos plantea la reestructuración de cimientos. Estamos llegando a un cierto límite de rigidez. Lo estable se ve sacudido por lo mutable. Es momento de dejar entrar los cambios que serán la base de las nuevas construcciones. En medio de esta vorágine hay implícito un aprendizaje: compartir los nuevos avances, aprender a vivir en comunidad y en el respeto mutuo que como humanidad ya nos corresponde.

Pausado y transformador: El camino de Plutón

Por otro lado, los aspectos armónicos nos ayudan a conectar con esa parte más elevada de nosotros mismos, la que sabe que todo es unidad y que somos un ser más en esta inmensidad. Esto ocurre si nos abrimos al encuentro con el otro en la aceptación de nuestras diferencias.

En el año 2006, Plutón fue expulsado de la categoría de planeta por la comunidad científica, quedando finalmente relegado a la familia de los planetas enanos. Como en esta disciplina el planeta se toma en cuenta desde su naturaleza simbólica y no física, para la Astrología esto no significó ningún cambio. Cabe preguntarse si como humanidad estamos escondiendo un cambio necesario y fundamental que es vivir espiritualmente en la tierra. 

Dejar respuesta