NUESTRO CIELO INTERIOR Publicado originalmente en la edición impresa de la revista en Noviembre del 2013

 

 

Quirón: Autoconocimiento a través de la herida

 

Quirón es un planetoide descubierto en 1977. Fue nombrado como el mitológico centauro -herido por Hércules y rechazado por su madre Fílira- que transmutó su dolor para aprender a sanar a otros, aunque nunca pudo sanarse a sí mismo. Su recorrido alrededor del Sol es de 50 años aproximadamente, y cada signo lo recibe entre 1,5 y 8 años, lapso en que su energía toma la cualidad del elemento donde se posa.


Mónica Sagredo Guerra 
 

Mónica Sagredo

Astróloga y socióloga

www.astrologiaconectiva.cl

Situado entre Saturno y Urano, nos muestra cómo las energías de estos dos planetas sociales se conjugan en todo proceso de aprendizaje y sanación. La naturaleza del centauro está divida entre su instintiva animalidad y su mitad humana dotada de reflexiva emocionalidad.

El polo saturnino de Quirón refleja las estructuras familiares, culturales y sociales desde las que nuestro actuar queda enmarcado en ciertos patrones repetitivos, de los que no podemos salir sin tomar contacto con nuestra herida y el dolor que esto provoca.

El lado uraniano, en cambio, reconoce la capacidad de permutación que tiene el ser humano al tomar consciencia de aquellas formas rígidas que lo aprisionan y así lograr liberarse de ellas. En este sentido, Quirón nos contacta con nuestra capacidad para co-crear el universo que queremos habitar.

Justamente es esa escisión la que se pone en jaque cuando aceptamos nuestro Quirón. Porque si bien la herida que éste representa es única e irrepetible para cada persona, la vivencia de ésta nos conecta con el dolor de nuestros semejantes; entonces nos damos cuenta que no estamos solos.

El lugar donde se sitúa Quirón en la carta natal nos revela un ámbito en que la persona siente vulnerabilidad e inseguridad. Representa esa herida que es tan profunda que nunca sana del todo. Por lo tanto, tenemos que aceptarla y aprender a vivir con ella. Sin embargo, la frustración que vivimos en los espacios que se ven afectados por éste, nos obliga a comenzar nuestro viaje interior de sanación.

Quirón es el mitológico centauro herido que transmutó su dolor para aprender a sanar a otros, aunque nunca pudo sanarse a sí mismo.

Desde su aparición ante nosotros, su significado y su función aún están en proceso de descubrimiento, y coincide con la popularización de la astrología moderna, en que la carta astral representa el mapa de las potencialidades puras que traemos a desarrollar, en consonancia con nuestro libre albedrío. Que entiende además, la relación del ser humano con los astros como un proceso psicosocial de toma de consciencia. A su vez, se refleja en la masificación y aceptación de los métodos alternativos de sanación.

La enseñanza de Quirón hoy

Quirón entró en Piscis el 20 de abril de 2010 y se quedará ahí hasta el año 2019. Su tránsito por este signo mutable de agua nos invita a reflexionar sobre nuestras experiencias como humanidad. Aquí es necesario realizar un resumen y reconocernos como seres únicos en una experiencia espiritual colectiva. La individualidad, como la entendemos hasta ahora, pasa por un proceso de transformación, preparándonos para la emergencia de una consciencia más amplia e inclusiva. 

Quirón: Autoconocimiento a través de la herida

Dejar respuesta