NUESTROS CUENTOS Publicado originalmente en la edición impresa de la revista en Abril de 2014

 

 

Los secretos del saber

 

“Cuando un hombre aprende los secretos del saber –dijo Rumi- su boca se sella y no puede trasmitirlos”.

Un viernes, después de las oraciones, Hodja se subió al púlpito de la mezquita y comenzó a predicar.

-¡Gentes de Aksehir! –dijo-. ¿Sabéis lo que os tengo que decir?
-¡No! –respondieron al unísono.
-Entonces –les dijo Hodja-, como ignoráis algo tan importante, mejor no digo nada-. Inmediatamente, se bajó del púlpito y abandonó la mezquita.

Al viernes siguiente, volvió al templo y les hizo la misma pregunta a los fieles.

-¿Sabéis lo que os tengo que decir?
-¡Sí!- respondieron todos al unísono.
-Entonces –respondió Hodja-, ¿para qué les voy a decir lo que tengo que deciros? –Y no tardó ni un segundo en descender del púlpito.

Al tercer viernes, cuando Hodja repitió la pregunta por tercera vez, la mitad de los fieles respondió “sí” y la otra mitad respondió “no”.

Hodja sonrió aliviado y les dijo:

-Entonces, los que saben la respuesta se la pueden trasmitir a los demás.

Y, en un abrir y cerrar de ojos, descendió del púlpito y se marchó. 

 

(Publicado en Cuentos para el camino, editorial Maitri, compilado y traducido por Teresa Gottlieb M.)

Los secretos del saber

Dejar respuesta