SOMOS BUSCADORES

 

Tener mascotas en casa supone una gran responsabilidad, ya que además de velar por su bienestar físico, también debemos estar atentos a sus estados emocionales. Tal como nosotros, los animales tienen sus propios procesos y estados de ánimo, que variarán de acuerdo a cada uno de ellos y el ambiente en que se desarrollen. Por eso es importante estar atentos y poder comprender cuándo nuestros amigos peludos pueden estar pasando por un mal momento anímico, en este caso, ansiedad por separación.

Mascotas, ansiedad por separación de sus dueños

Por Gonzalo Ruiz

Normalmente la ansiedad por separación se da en las mascotas que vienen de perreras, refugios, protectoras, es decir en animales que han sido anteriormente abandonados o maltratados. Aunque esto no quiere decir que solo se den estos síntomas en este tipo de animales. Es más normal, que se de en animales que lo han pasado mal y el motivo no es otro que cuando por fin han encontrado un dueño que los cuida y los quiere como se merecen, no pueden soportar el momento en el que este se tiene que ir a trabajar o a cualquier otra actividad dejando al animal solo en casa. Estos animales tienen una especie de trauma y sienten como que los han vuelto a abandonar y se rebelan de varias maneras. Sabremos que nuestra mascota esta sufriendo “Ansiedad por separación” por varias reacciones , destrozan algo de la casa cuando se quedan solos, se mean por toda la casa o comienzan a ladrar sin parar hasta que llega su dueño pudiendo caer en una enorme tristeza, depresión, cosa que puede ser bastante molesta si se vive en comunidad, para los vecinos, por supuesto.

Pero hay unas pautas que se deben seguir para solucionar esto, si es que no esta muy arraigada este tipo de ansiedad en el animal. En caso de que tras seguir las siguientes pautas no se solucione el problema deberá recurrir a la medicación, calmantes, tranquilizantes, etc.

perritotriste

Antes de salir:

  • No prestar atención al perro durante 30 minutos previos a la salida.

Al regresar:

  • Ignorar al perro hasta que se comporte de forma tranquila y relajada, solo entonces podremos jugar o hablarle.
  • No castigarlo por lo que haya hecho en tu ausencia.
  • No limpiar o recoger lo que haya roto o ensuciado delante de él.

En casa:

  • Interaccionar con el perro sólo cuando tú quieras.
  • Acostumbrarlo a periodos de separación cada vez más largos.
  • Simular salidas, coger las llaves, la correa, ponerse el abrigo…. en momentos distintos a los de salidas de casa.
  • El juego y la actividad física deben aumentar en las 2 o 3 primeras semanas.
  • Cuando el dueño sale se le debe dar un comestible o juguete y retirárselo cuando se regresa.

En fin estas son las pautas a seguir, si tiene una mascota con este trastorno siga estas instrucciones y si así no soluciona el problema, haga una visita a su veterinario.

Fuente: animalesmascotas.com

Somos Buscadores es una sección del sitio web de Revista Somos que se dedica a compartir contenidos encontrados en la WEB. A diferencia de todos los otros contenidos del sitio, los contenidos publicados aquí no son propiedad intelectual de Revista Somos, por lo tanto sus derechos de autor pertenecen a sus propios dueños, los que se pueden encontrar siguiendo la fuente del artículo, video, etc. / En caso de cualquier consulta o reclamo, escribir a [email protected]

 

 

Dejar respuesta