NUESTROS CUENTOS Publicado originalmente en la edición impresa de la revista en Marzo de 2014

 

Una anécdota de Mahatma Gandhi

 

Dice la historia que en un encuentro con el Mahatma, una madre le rogó a éste que le pidiera al joven hijo de ella que tomara menos dulces, porque los consumía en exceso y temía que le perjudicaran.

Gandhi se negó a decírselo en aquel instante y le pidió que volvieran en unas semanas.

Transcurrido el plazo, volvieron madre e hijo a encontrarse con el pequeño gran hombre, y Gandhi -dirigiéndose al joven- se limitó a decirle:

-Tu madre tiene razón, debes reducir el consumo de dulces.  No sólo pueden perjudicar tu cuerpo sino que tu incontinencia pone de manifiesto una falta de libertad, un daño en tu alma.

Tras el consejo, la madre se acercó al Mahatma y le preguntó:

-¿Por qué no quiso decirle a mi hijo estas mismas palabras hace unas semanas, cuando vinimos por primera vez?

El hombrecillo la miró a los ojos y sonrió, mientras le contestaba:

-Porque hace unas semanas, también yo tomaba dulces en exceso.  Hoy, ya no.


Visto en: http://meditacionesdeldia.com/2014/02/10/una-aproximacion-a-ken-wilber-a-los-guru-y-pandit/comment-page-1/

Una anécdota de Mahatma Gandhi

Dejar respuesta