SOMOS INFLUENCIAS Publicado Originalmente en la edición impresa de la revista en Enero de 2013

Jaime Hales: “Figuras femeninas se alzan con fuerza”

Un año pacífico y alegre, sin grandes sobresaltos aunque con importantes movimientos de agua y con una marcada influencia político social femenina. Jaime Hales, a través del tarot y el péndulo, nos habla sobre qué le depara a Chile este 2013.

Por Eva Débia*

13.30 horas del 19 de diciembre, y en Santiago el cielo está gris y oscuro, húmedo y frío. En este contexto tan poco común para la época, Jaime Hales, el connotado tarotista, escritor y columnista de Revista SOMOS, accedió a reunirse con nosotros en la Academia de Estudios Holísticos Syncronía, para contarnos -mediante la lectura del tarot y el uso del péndulo- cuáles serán los aspectos más relevantes del 2013 para los chilenos.

Vida espiritual

Las cartas inicialmente mostradas son el Siete de Copas, la Rueda de la Fortuna y el Cinco de Bastos. Si bien no va a ser ni un mal año ni un buen año en materia espiritual para los chilenos, la vida espiritual del país va a estar muy revuelta, pues viene un tiempo en el que se anticipa una cierta maduración de procesos. Sin embargo, se aprecia una controversia entre los fenómenos concretos y las ilusiones; habrá una especie de dicotomía: mientras los problemas sociopolíticos van a ser de disputa dura, hay gente que va a vivir un estado de ilusión, como si estuvieran trabajando al margen de la realidad.

Pese a lo anterior, no hay grandes revelaciones ni liderazgos espirituales mayores. Va a ser un año común y corriente, que se va a desenvolver fácilmente. La gente va a esperar que las cosas se solucionen desde el cielo, que existan grandes develaciones, pero eso no ocurrirá.

Tampoco se vislumbran debates religiosos importantes. En esta tirada, la Iglesia Católica está marcada por el Seis de Bastos, lo que indica que seguirá sintiéndose empoderada de su rol. Sobre la religión evangélica, el Dos de Copas indica que tampoco tendrá grandes cambios, pero se sentirá bien acogida.

Conflictos sociales

En las elecciones parlamentarias 

La DC va a estar marcada por triunfos de mujeres, y recuperará terreno en las zonas agrícolas y campestres; debieran potenciar a su poder femenino.

En RN, hay decepciones, conflictos y complicaciones externas al partido mismo; los que ganen, lo harán con poca votación, y lo más probable es que se pierdan figuras importantes.

La UDI quedará con una sensación de agobio y estancamiento, de mucho trabajo y poco resultado; va a perder algunas plazas seguras y se sentirá de alguna forma traicionado, pese a que seguirá siendo el partido más votado tanto en votos como en escaños elegidos.

El PS tendrá una presencia regular, aunque se sentirá profundamente ilusionado sobre los resultados y luego sufrirá un desencanto por las cifras.

El PPD pasará por grandes dificultades, pues cometen muchos errores que los obligará a replantearse después de las elecciones, y es posible que sufran grandes y significativas derrotas.

El PRSD empezará una etapa nueva de la mano del mismo José Antonio Gómez, llena de expectativas y con energías renovadas.

El PC va a aprender mucho en esta elección, y una de las cosas que entenderá es que no hay carreras ganadas antes de ser corridas; no ganará mucho más de lo que ya tiene hoy y debe entender que es imprescindible trabajar para vencer los prejuicios de la población y así proyectar realmente sus propuestas.

El PRO tendrá luchas internas, desorden y muchos esfuerzos, pero insuficientes resultados.

Los Enamorados, el Paje de Copas y el As de Oros indican que el 2013 será muy similar al año anterior; tal y como fue el 2012, en que los líderes se diluyeron y mostraron sus incapacidades de conducción, los movimientos se apagaron e incluso hubo huelgas de hambre que duraron 60 días y nadie se enteró.

El 2013, será igual. “No veo grandes dramas sociales, todo lo contrario; no existirán proyectos nuevos, y primarán los discursos amorosos, desde el entendimiento y la emotividad”, nos dice Hales. Gran estabilidad.

El descontento social no será comprendido con facilidad por las autoridades, debido a que existirá bonanza material, y, de todos modos, la población mantendrá su disconformidad. Esta decepción tiene una dimensión más bien de afectos y ánimo, más que del cumplimiento o no de las expectativas materiales.

Sin embargo, existirá un ambiente de fiesta; los movimientos sociales serán bonitos, entretenidos, alegres, carnavalescos. La gente se va a entretener con las elecciones, especialmente en el período de las primarias, ya que es un festival para mantener entretenida a la gente.

Economía

En materia económica, el Nueve de Oros, el Seis de Copas y el Rey de Espadas señalan que va a estar muy bien, ordenada, con líderes claros, habrá estabilidad. Será un muy buen año económicamente hablando, para Chile en general. “No estamos diciendo que se acabará la pobreza en Chile, pero habrá un nuevo liderazgo en la materia, y esto derivará en que va a haber harta plata circulando. Existe un gran movimiento, y se sentirán remembranzas de buenas épocas económicas anteriores”, agrega.

Este flujo positivo traerá cierta bonanza en algunas áreas, especialmente la minería, donde se ve muy bien aspectada. En la agricultura, el Rey de Copas indica que habrán procesos e inversiones nuevas, probablemente existirá un repunte en el mundo vitivinícola.

Respecto de los malos augurios frente al mundo inmobiliario, no pasará nada, todo seguirá bien. En términos generales, el 2013 es un año en el que se va a vivir muy ordenadamente, con estabilidad y buenas perspectivas económicas.

(Fotografía: Ricardo Aliaga Bascopé).

Desastres naturales

El Paje de Oros, el Dos de Oros, el Cuatro de Espadas y la Reina de Bastos muestran que materialmente, va a haber mucha agua. Habrá movimiento de mar, lagos, ríos que aumentan, lluvia en algunas zonas, trayendo como consecuencia beneficios para la agricultura y la minería.

Habrá bonanza en Calama, Copiapó, Talca, Concepción, Temuco y Valdivia; en cambio, en el Limarí y tal vez en el Aconcagua habrá poca agua. Particularmente en el norte chico, donde da la impresión de que habrá un enclave de sequía. “Lamentablemente, de aquí a 10 años más, desaparecerá la agricultura del norte chico: no tendremos ni un tomate”, afirma el tarotista.

Éste va a ser un año de agua, tanto metafórica como físicamente. El 2013 servirá para lavar heridas de Chile; tal vez alguien pida perdón o haya gente que dé por superado algún incidente vinculado con el pasado.

Si bien no hay inundaciones grandes, se ve agua activa en mares, lagos y en napas subterráneas, lo que implica volcanes activos. Al preguntar por la madre naturaleza, la Reina de Bastos indica que se comporta decentemente con el país. Sin embargo, durante el año se notará que Chile es un país sísmico. Habrá terremotos, grado 6 ó 7, pero nada demasiado grande y no en lugares habitados, pues no se ven sufrimientos de personas. Habrá erupciones volcánicas también, pero nada grave. Los volcanes que han estado en erupción seguirán activos, pero no habrá grandes explosiones.

Es posible que febrero traiga algo más que lo común de agua en el Norte Grande. En marzo y abril habrá lluvias esporádicas en la zona central, útiles para extinguir incendios forestales puntuales. Abril y mayo tendrá una mayor actividad sísmica en la zona central, específicamente entre Valparaíso y Maule. En junio habrá viento y lluvia, y se ven derrumbes en el tiempo de Leo. Agosto y septiembre serán meses en los que es prudente poner atención a los sismos, especialmente en el Norte Grande. “Los mayores movimientos de tierra se producirán en esos meses, aunque no creo que haya tsunami, solamente terremoto, y será probablemente en el interior, no veo que sea en zonas habitadas”, nos reitera.

En materia administrativa frente a los eventos señalados, el 2013 es el año de la estabilidad y la capacidad de organizarse frente a los eventos más complejos. Por lo mismo, no va a haber drama. Los chilenos tendremos respuestas adecuadas, y la autoridad responderá igualmente bien; habrá mesura en cuanto a las acciones.

Política

Las cartas para la política durante el 2013 inicialmente son La Fuerza, el Cinco de Espadas y el Cuatro de Bastos; estará marcada por la contradicción, la controversia y la disputa. Vemos dos sectores, uno bloqueado y frenado, representado por el Cinco de Espadas, y otro sector que se alegra, que celebra, y tiene la carta del regreso al hogar. El péndulo muestra que la derecha es el Cinco de Espadas, y la Concertación es el Cuatro de Bastos.

El Presidente Sebastián Piñera aparece marcado por el Seis de Copas, lo que implica que será un año más liviano para él, se sentirá más valorado y querido. Subirá en las encuestas y se aliviará al momento de dejar La Moneda.

Éste va a ser un año de agua, tanto metafórica como físicamente. El 2013 servirá para lavar heridas de Chile; tal vez alguien pida perdón o haya gente que dé por superado algún incidente vinculado con el pasado.

El gran tema en materia política serán sin duda los egos. “Creo que Michelle Bachelet va a ser candidata. En la derecha, con las cartas complementarias del Tres de Bastos y el Dos de Espadas, se ve que hay controversia, que no tiene mucha salida y se dañan los precandidatos entre ellos. Se aprecia que no está resuelto quién será el candidato. Incluso, podría aparecer un tercer candidato al interior de la coalición que sustituyera a los dos que se han presentado hasta ahora”.

En contrapartida, existe mucha energía femenina en la Concertación, que tiene, además del Cuatro de Bastos, la Reina de Oros y la Reina de Copas. De acuerdo a esto, gana la Concertación y es un año mejor para ese sector que para la derecha.

Chile busca el orden y la autoridad en sus mujeres; se alzan con fuerza figuras como Lily Pérez, Michelle Bachelet, Ximena Rincón, Bárbara Figueroa, Soledad Alvear, Evelyn Matthei, Camila Vallejos. Las mujeres vinculadas a los medios de comunicación destacarán mucho, sobre todo en el sector no derechista: existirá un especial interés por ellas, como es el caso de Consuelo Saavedra y Karen Doggenweiler por razones evidentes, además de otras personas que surgirán en el año.

Algunas se sienten más seguras y son más fuertes que otras, pero todas destacarán con un tono de certeza y seguridad. Dominan las mujeres con un atributo más fuerte que dulce, entendiendo que la política en Chile aun es territorio masculino. Sin embargo, resaltarán quienes tienen la capacidad de marcar límites y territorio. En contrapartida, en el otro sector, existe mucho esfuerzo, mucho trabajo y poco rendimiento. Existirá, asimismo, una mirada nueva y joven en política, desde el entendimiento y el amor.

A Marco Enríquez-Ominami se le ve, a veces, excesivamente peleador. Si bien su plan de trabajo es innovador, resulta polémico e incluso contradictorio. Llegará más belicoso que en su campaña anterior y esto se notará en las votaciones.

Sobre el porcentaje de abstención, el Seis de Oros indica que será bajo; el péndulo estima que llegará al 45 a 48%. Ahora bien; suponiendo que en primera vuelta Bachelet es la candidata de la Concertación, Golborne es el de la derecha y también va Marco Enríquez Ominami, los resultados serían Bachelet en torno al 42 o 43%; Golborne, con un 35-40%; y MEO, en torno al 15 o 20%.

“No veo grandes dramas sociales, todo lo contrario; no existirán proyectos nuevos, y primarán los discursos amorosos, desde el entendimiento y la emotividad”, nos dice Hales.

Segunda vuelta y parlamentarias

Al consultar sobre la segunda vuelta, las cartas arrojadas son La Sacerdotisa, el Tres de Espadas y el Tres de Bastos, lo que indica que primará la energía masculina. Existen dos posibilidades: o gana un hombre o sale victoriosa una mujer muy dominada por hombres. Al consultar al péndulo, se sugiere que será una mujer dominada por hombres, algo así como la Reina Isabel.

El próximo presidente será un personaje con ideas nuevas y se siente muy libre. Siente que puede hacer lo que quiere y propondrá la reorganización de lo que hasta el momento han sido las prioridades. Se ve innovación no sólo en la campaña sino que en el contenido del gobierno, lo que atraerá a los electores. A nivel personal, el próximo presidente tendrá un pasado intenso y doloroso, con grandes habilidades comunicativas.

La vida espiritual del país va a estar muy revuelta, pues viene un tiempo en el que se anticipa una cierta maduración de procesos.

La Haya

Respecto de la demanda de Perú ante la Haya, el Dos de Bastos, el Ocho de Copas y La Templanza indican que a Chile le irá bien; eso obligará al país a meterse en un proceso interior, ya que deberá repensar sus prioridades internacionales, sobre todo en materia latinoamericana y especialmente con sus vecinos. Perú tendrá una buena reacción pese a su derrota; se le harán concesiones, pero actuará de manera sólida y segura. De este modo, mejorarán las relaciones económicas y comerciales, y habrá acciones conjuntas entre ambas naciones, de distinto tipo.

Este será el primer acto de muchos que vendrán en los próximos 20 años y que reacomodarán la zona. Sin embargo, el gran perdedor frente a esto será Bolivia; comenzará a agitar y generar conflictos sobre temas ya resueltos: va a correr los límites en la frontera, moverá tropas, cortará ríos.

Jaime Hales devela las principales influencias de 2013 en sesión con la periodista Eva Débia, de revista Somos. (Fotografía: Ricardo Aliaga Bascopé).

Palestina

En la zona de conflicto, las cartas de El Colgado, el Caballero de Oros, El Sumo Sacerdote y el Caballero de Copas indican que las cosas se van a ver de otra manera: habrá un proceso de organización interna muy fuerte, y se socializan las cosas de otro modo, mejorando el nivel de entendimiento ya que llegan liderazgos distintos de la mano de un nuevo líder joven israelí, que plantea cosas diferentes y así hay menos violencia.

Sin embargo, estrictamente hablando, el año astrológico comienza en marzo y, por lo tanto, la mayoría de lo aquí expuesto pudiera comenzar en torno a esa época. Por esto, puede haber violencia en enero.

*Eva Débia, periodista.

1 Comentario

  1. […] Revista Somos: «Sobre el porcentaje de abstención, el Seis de Oros indica que será bajo; el péndulo estima que llegará al 45 a 48%. Ahora bien; suponiendo que en primera vuelta Bachelet es la candidata de la Concertación, Golborne es el de la derecha y también va Marco Enríquez Ominami, los resultados serían Bachelet en torno al 42 o 43%; Golborne, con un 35-40%; y MEO, en torno al 15 o 20%.» Así que tenemos: Porcentaje de abstención “bajo”, del 45 al 48% Con el rebaraje de candidatos, que su péndulo no predijo, la predicción de votos se torna inútil. […]

Dejar respuesta