SOMOS MOVIMIENTO Publicado Originalmente en la edición impresa de la revista en Enero de 2011

Kristel Chellew, instructora de Gyrotonic: Un ejercicio para el cuerpo y para el alma

Se dedicó a rehabilitar a personas con diferentes dolencias luego de que ella misma viviera un proceso similar tras sufrir un accidente. Profesora de educación física, nuestra entrevistada asegura que el método no sólo se enfoca en el plano físico, sino que también en lo espiritual y lo metafísico.

Por Verónica Berroeta

En su vida, Kristel Chellew siempre practicó deportes -atletismo, vóleibol, tenis, natación, trote- y los combinaba con su trabajo como profesora de educación física. Hasta que en 2003 fue atropellada, resultando con lesiones graves. Después de una dura rehabilitación, se interesó por ayudar a sacar adelante a otras personas en situaciones similares, y recordó un método de ejercicios que se enfocaba en ese tema y que había conocido hacía unos años: Gyrotonic.

“Como yo lo viví, creo que las personas que ayudan a rehabilitar a otros juegan un rol bien importante, porque en el proceso hay un gran componente de afecto”.“Como yo lo viví, creo que las personas que ayudan a rehabilitar a otros juegan un rol bien importante, porque en el proceso hay un gran componente de afecto. Un trabajo bien guiado emocionalmente aporta muchísimo a la rehabilitación, ya que la gente que se está rehabilitando suele estar muy mal anímicamente”, señala Kristel, agregando que también estaba buscando profesionalmente algo que la desafiara: “Requería hacer trabajar más mi mente en relación al cuerpo, es decir, necesitaba nuevos desafíos”.

El método consiste en ejercicios que combinan los principios básicos de la gimnasia, la natación, el ballet, el tai chi y el yoga, logrando un concepto integral de movimiento, que considera al cuerpo como una sola unidad, y a la columna vertebral como su soporte principal. Para esto, Gyrotonic utiliza secuencias de movimiento rítmicas tridimensionales, ejecutadas en forma completa y sin interrupciones, consiguiendo mayor movilidad de las articulaciones y el fortalecimiento de los tendones y ligamentos que las rodean.

Cada fase de movimiento se sincroniza con un patrón de respiración correspondiente, en conjunto a un acompañamiento melódico-rítmico, y utiliza cadenas funcionales de músculos y no un músculo en particular. Por ello tiene la capacidad de fortalecer, expandir y movilizar las articulaciones.

Ejercitando el área de la rodilla en la máquina pulley tower.

Abriendo los chakras

“A mí me sirvió mucho, tanto para el cuerpo como para el alma. Es un método que trabaja mucho los chakras, y algunos de estos, como el emocional y el sexual, pueden llegar a abrirse”, destaca Kristel. Este método de ejercicio tiende fundamentalmente a abrir el pecho y la pelvis, y “hay mucha gente que no logra hacer esta apertura porque está escondida en su emocionalidad, se está autoprotegiendo”, agrega, enfatizando que incluso hay gente que “al comienzo llora mucho, porque les abre los chakras. Más adelante, ya no”.

La especialista explica que el universo fue creado en cadenas espirales tridimensionales que, al irse uniendo, fueron formando la tierra, el agua y todos los elementos. “El origen de Gyrotonic parte desde la metafísica, con estas cadenas que corresponden al código genético. Así está creado el cuerpo y así se mueve, por eso hace mucho sentido”, afirma.

Ejercitando el área de la rodilla en la máquina pulley tower.

“El sistema le va aportando a las personas un conocimiento de sí mismas bien importante, porque conecta todo el cuerpo en el movimiento. La persona primero empieza a conocer su cuerpo, a ver cómo está posicionada en el espacio, cómo agarra estos puntos energéticos y genera liberación de emociones”, destaca Kristel.

La práctica del método involucra sistemas como el nervioso, endocrino, circulatorio, respiratorio y neuroesquelético. Tiene una conexión neuro muscular porque trabaja el cuerpo como un todo; no el brazo, la pierna o la espalda por separado. Hay un trabajo endocrino, porque al haber circulación hay respuestas hormonales. Toda esta interacción de sistemas, que se van entrelazando igual que una cadena genética, más un trabajo espiritual, más un trabajo metafísico, lo conforman como un método completo.

Este sistema trabaja de forma tridimensional, ya que busca expandir, fortalecer y movilizar en un mismo movimiento, lo que lo diferencia de otras técnicas.

Ejercicio de gyrokinesis, el primer sistema creado por el bailarín húngaro Juliu Horvath.

El creador del método

Gyrotonic fue creado por Juliu Horvath, quien tiene una historia bastante particular. Juliu fue un bailarín húngaro nacido y criado en Rumania, destacado por su talento, que fue a ejercer su profesión a Nueva York, donde se lesionó, ya pasados los 30 años. Esta lesión le provocó una hernia discal en la columna vertebral, graves daños en las rodillas y la ruptura del tendón de Aquiles de uno de sus pies.

Debido a la gravedad de sus traumatismos, no pudo seguir bailando, razón por la cual buscó una manera de solucionar sus dolencias practicando, en primer lugar, yoga. Después de ensayar muchos tipos de terapia para recuperarse y al no conseguir los objetivos que se había propuesto, inició su propio camino de investigación creando el método de Gyrokinesis, el que, a diferencia de Gyrotonic, no utiliza máquinas sino que trabaja sólo con el propio cuerpo en diferentes posiciones.

Ejercicios de gyrokinesis.

Con el correr del tiempo se dio cuenta que era muy difícil, para quien no era bailarín y no tenía un conocimiento más acabado de su cuerpo, sanar de esta forma. Por esas “casualidades” que suelen ocurrir en la vida de muchos creadores, un día se encontró observando la tapa de un basurero que giraba y, a partir de eso, se le ocurrió que podría hacer girar un disco con una varilla y fue formando la máquina pulley tower. Así nació Gyrotonic.

Al principio, Juliu no pensó en hacer de este método una empresa, sino que se dedicó a ayudar a bailarines que estaban lesionados. Sin embargo, con ayuda de su esposa, se dio cuenta de que era una técnica maravillosa y que los resultados que se lograban habían sido buenos y ayudaban a mucha gente. De esta forma, decidieron darle una connotación mucho más profesional y crearon un sistema de proceso de aprendizaje formando a los que hoy son sus master trainers, bailarines jóvenes que estaban lesionados, se rehabilitaron y hoy son sus discípulos más cercanos.

La mayoría de ellos, algunos muy jóvenes, se dedicó a difundir el método. Por ejemplo, cuenta Kristel, una master trainer seguidora de Juliu se lesionó a los 19 años y, tras rehabilitarse, podría haber seguido bailando, “pero no… se dedicó a enseñar el sistema, porque de verdad es algo que apasiona y, como discípulos de Horvath, se dedicaron a ayudarlo porque él los sanó”.

La práctica en las máquinas de gyrotonic ayuda a la mejoría de numerosas lesiones.

Para todo público

Kristel Chellew realiza clases particulares, semi privadas y pronto comenzará a hacerlo en forma colectiva. Contacto: Teléfono 9- 909 6170 o a info@gyrotonicsantiago.cl Las clases se realizan en Av. Vitacura 9990, Of. 204.

Kristel destaca que entre sus clientes hay quienes buscan una actividad física enfocada en la salud: “Quieren envejecer bien y mantener ágiles sus articulaciones, entonces encontraron que era lo ideal”. Además, hay algunos deportistas, como golfistas por ejemplo, que acuden al método porque les ayuda a no perder la movilidad, a prevenir lesiones, a tener más swing en el golf, entre otros beneficios.

También hay personas que van a rehabilitarse de sus lesiones, hernias, discopatías, porque están operadas del hombro, de la cadera, de la columna cervical, entre otras. También llegan personas que se encuentran aquejadas de enfermedades como fibromialgia, tendomiosis, capsulitis adhesiva (más conocida como “hombro congelado”), artritis reumatoide, artrosis, lumbago, desbalances musculares, esclerosis múltiple entre otros.

Para practicar Gyrotonic no hay edad, pueden ser hombres y mujeres jóvenes o de 70 años. Este método tiene muy pocas restricciones, básicamente quienes tienen problemas en los tendones, como tendinitis, es recomendable que hagan otro tipo de actividad física primero, como kinesiología tradicional, para desinflamar, y después derivar a estos ejercicios.

También podría ser contraproducente para gente con problemas en el oído medio, pues al comienzo los practicantes se marean un poco con los ejercicios y alguien con esa dolencia se marearía el doble. 

1 Comentario

Dejar respuesta