PARA LEER Publicado originalmente en la edición impresa de la revista en Mayo del 2011

 

 

La resiliencia familiar

El nicho familiar y la superación de las heridas

Michel Delage

Gedisa (Océano)

Cuando sucede una desgracia, grande o pequeña, la persona herida espera ayuda, en primer lugar, de su familia. Pero precisamente por estar tan afectada, ésta suele estar incapacitada para aportar el apoyo esperado. ¿Cómo lograr que la familia, pese a los dramas que a veces la conmueven, constituya un ambiente de contención que favorezca la resiliencia individual? ¿Cómo conseguir que la calidad de los apegos de una familia ayude a proteger a todos y cada uno de sus miembros? Y ¿en qué momento es indispensable consultar a un especialista y cuándo debe hacerlo todo el grupo familiar? ¿Y si la familia fuera el lugar de resiliencia por excelencia? Para responder estas preguntas se necesita reflexionar tomando como eje al individuo en su relación con quienes lo rodean. Por definición, la resiliencia sólo puede nacer y desarrollarse en la relación con el prójimo.

Dejar respuesta