SOMOS PROPUESTAS Publicado Originalmente en la edición impresa de la revista en Julio de 2014

 

Integrándonos según las leyes de la naturaleza: Sabiduría de la conexión

Nuestras vidas giran en torno a las relaciones y conexiones que establecemos con las personas. Si nos concentramos en las conexiones que existen entre nosotros, podemos experimentar una nueva realidad en un mundo nuevo. Sería una manera de lograr el mundo pacífico, agradable y equilibrado al que todos aspiramos.

Por Dr. Michael Laitman *

Imaginen despertar a la mañana con una gran sonrisa en los labios, sus corazones están llenos de felicidad frente al nuevo día que les espera; las preocupaciones diarias por la existencia y la sobrevivencia han desaparecido de sus rutinas porque la sociedad que los rodea ha cambiado. Ustedes despiertan tranquilamente a sus niños a un nuevo día de educación cualitativa en el jardín de infantes o en el colegio. En vez de ir a un trabajo desgastante, tienen el privilegio de entrar a un aula en la cual adquieren conocimientos que les ayudarán a administrar una vida mejor.

Si abrimos los ojos
Si abrimos los corazones
Sentiremos que estamos todos conectados
Porque nosotros y nuestras conexiones
Son lo más importante en nuestra existencia

Durante el día los envuelve una sensación de amor y armonía del entorno familiar de apoyo. Entre todos existe una sensación de cooperación y de voluntad de servir al otro impecablemente. Ustedes entran a un nuevo mundo, en el cual la sensación de seguridad personal, suya y de sus seres queridos, sólo va aumentando. Cierto, esto suena irreal, como una descripción fabulosa en un mundo de diversidades y de un ego que va creciendo; sin embargo ¡es posible!

Últimamente estamos cada vez más interconectados. La creciente dependencia entre nosotros da lugar a la fundación de comunidades sociales, que son el reflejo de un nuevo deseo que se está despertando en nosotros: un deseo de conexión mutua, un deseo de estar unidos. Por lo tanto, trabajando comúnmente y cultivando el deseo de unión, podremos construir un entorno que tiene por meta la conexión entre nosotros. Si adquirimos la consciencia sobre la raíz de nuestros sentimientos, nuestros pensamientos y conductas -y de quienes nos rodean-, pasaremos a ser un entorno conectado acorde a la sabiduría existente en la naturaleza; y aquello que nos parece imaginario ahora, se convertirá en una verdadera realidad.

Dr. Michael Laitman
Dr. Michael Laitman

Formación integrada

El Dr. Michael Laitman es Profesor de Ontología y Teoría del Conocimiento, Doctor en Filosofía y Magíster en Ciencias de la Cibernética Médica. Es fundador del Instituto ARI, con subsidiarias repartidas en Norteamérica, Centro y Sudamérica, Asia, África y Europa del Este y del Oeste.El Dr. Laitman se dedica a promover cambios positivos en las políticas y prácticas educativas a través de ideas y soluciones innovadoras de los problemas educativos más acuciantes de nuestra época. Él ha introducido una nueva perspectiva en la educación, acorde a las nuevas reglas de un mundo interdependiente e integrado.

En sus reuniones con la Sra. Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, y con la Dra. Asha-Rose Migiro, Secretaria General Adjunta de la ONU, discutió los problemas de la educación mundial en la actualidad y su visión para su solución. Este tema crucial se encuentra ahora en un trascendente proceso de transformación. El Dr. Laitman acentúa la urgencia de aprovechar las nuevas herramientas de comunicación disponibles, teniendo en cuenta las aspiraciones particulares de la juventud actual, preparándola para la vida en un mundo sumamente dinámico y global.

Más información:
www.michaellaitman.com/es/
www.ariresearch.org/es

Para alcanzar esta meta, es necesario participar en una formación integrada, dedicada a la evolución de la humanidad y de la naturaleza en general. Es necesario explicar a todos los habitantes del planeta el concepto de la vida, cómo se desarrolla la materia, cómo se va volviendo más sofisticada, cómo va pasando por diferentes etapas bien definidas en su desarrollo. Se requiere especificar que todo el universo en su conjunto atraviesa por esas mismas etapas, con todas las maravillosas vicisitudes y cambios.

Después, y esto es lo más importante, pasamos al estudio de la sociedad humana. ¿Cómo se desarrolla la sociedad humana bajo los efectos del egoísmo que aparece y va creciendo en ella? ¿Y qué es el egoísmo? Existe un egoísmo natural, necesario para conservar la existencia de la especie, y otro tipo de egoísmo, en el que uno se compara con los demás; es decir, en todos los grados de la evolución, el egoísmo nos obliga a desarrollarnos.

Los deseos egoístas que nos impulsan hacia adelante, se desarrollan desde sus formas inanimadas a las vegetal, animal y humana. Y en la actualidad, llegamos a un desarrollo altamente turbulento y abrupto de la humanidad; esto lo podemos apreciar viendo lo rápido que avanzamos en el siglo XX.

Hay que explicar a todo el mundo toda la historia, tomando como eje el desarrollo egoísta del individuo. Justamente el egoísmo que se va desarrollando, nos obliga constantemente a cambiar, a desarrollar la tecnología, la industria, las relaciones sociales, la estructura social, a cambiar los fundamentos de la familia, la cultura. Todos estos cambios son dictados por nuestro ego. La esencia del egoísmo, su particularidad, se manifiesta tanto en la persona como en grupos de personas, que van creando gradualmente naciones y civilizaciones.

La historia de la humanidad es muy interesante. ¿Por qué se producen todo tipo de acontecimientos dramáticos, avances tecnológicos y revoluciones? Si observamos todos esos sucesos desde el punto de vista de las diversas formas del ego en crecimiento, la historia comienza a tener una explicación seria. De repente, uno empieza a ver la fuente de su existencia y comienza a percibirse a sí mismo de manera diferente, como parte del desarrollo evolutivo.

Debemos demostrar a todos cómo se desarrolla el ego. En un principio lo hace en forma lineal, luego en una curva pronunciada y entonces, alcanza su saturación final, como ocurre en la actualidad, que se convierte en integral. Aquí nos encontramos con una nueva imagen que nos resulta incomprensible. Nos sentimos conectados de una forma integral. Todos los pensamientos, todos los deseos de todas las personas afectan a todos, así como ocurre con el efecto mariposa. En consecuencia, de manera natural, se desarrolla el Internet, la conexión entre todos, la comunicación mundial, etc. El ego nos incita a desarrollar justamente estas tecnologías de relaciones entre nosotros, pero en realidad, no evolucionamos internamente.

Esto se debe a que ese egoísmo no tiene relación con nuestra conexión interna, es decir, él nos conecta, pero sólo en un nivel artificial; y donde realmente deberíamos conectarnos mutuamente, esforzándonos en ello, ya no funciona. Nos queda claro que aquí necesitamos agregar nuestra participación.

Integrándonos según las leyes de la naturaleza: Sabiduría de la conexión

Sabiduría de la conexión

El Dr. Michael Laitman dictará en Chile una conferencia magistral titulada “Sabiduría de la conexión y la formación integral”.Lugar: Club Providencia, Avenida Pocuro 2878, Providencia
Fecha: miércoles 30 de julio de 2014
Hora: 19:30 horas
Contacto: [email protected]
Adhesión: $5.000
Inscripciones: www.sabiduriadelaconexion.cl

Después que estudiamos y comprendemos la imagen completa, podemos observar que la naturaleza nos deja, supuestamente, un espacio que no está ocupado por nuestra mutua conexión interna; y si no lo llenamos, nos asemejamos a un enorme mecanismo integral, a un sistema analógico donde todo está interconectado, pero al que le falta su parte principal. No existe esa participación consciente de nuestra parte en la conexión de todas las piezas del sistema, es decir, el “cerebro” del sistema. En la actualidad, esa desconexión se está sintiendo cada vez más.

En lugar de accionar esa parte, es decir, conectarse y crear entre nosotros ese “cerebro”, el deseo y los pensamientos compartidos, tratamos de solucionar nuestros actuales problemas integrales mediante métodos lineales egoístas que utilizamos en el pasado. Es decir, jugamos con el separatismo, dentro de un campo de interacción integral. Como esos dos sistemas no son compatibles, en el último tiempo nuestra toma de decisiones y su concreción nos lleva al colapso, a la quiebra, a la disolución y al quebrantamiento general.

La humanidad comienza a darse cuenta de que nada prospera en la actualidad y busca la razón de esa falta de éxito. Y a causa de su ego, apenas está dispuesta a escuchar las explicaciones. La misión consiste, entonces, en explicar la razón del fracaso de manera gradual, basándonos en datos científicos y en las opiniones de científicos reconocidos.

Debemos exponer a la persona el sistema de la creación, su desplazamiento y nuestro lugar en ella. Debemos mostrarle a la gente ese trabajo, la complexión que nosotros mismos debemos aportar a ese sistema, conscientemente, mediante nuestra participación activa. Tenemos que mostrarles cómo complementar el sistema, y llevarlo a un estado de moderación y armonía. Esta es la formación básica para comprender el mundo integral y la sabiduría de la conexión. 

Dejar respuesta